La Virgen de Las Angustias recorrerá esta madrugada las calles de Valladolid en la procesión de la Soledad

La talla de Juan de Juni de la Virgen de las Angustias.

La imagen de Nuestra Señora de Las Angustias recorre en la noche del viernes al sábado Santo las calles de Valladolid acompañada por los hermanos de devoción de la Cofradía penitencial del mismo nombre para rememorar el dolor de la Virgen tras la crucifixión y muerte de su Hijo en la noche del Viernes Santo.

 

De este modo, y una vez entonada la solemne Salve a la Virgen con la que se cerrará la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor del Viernes Santo, Nuestra Señora de Las Angustias reanuda su recorrido por las principales calles la capital vallisoletana en señal de luto y dolor por la muerte de Cristo.

 

En concreto, la procesión de la Soledad parte desde Las Angustias y recorre las calles Alonso Berruguete, San Juan de Dios, San Blas, San Miguel, San Antonio de Padua, plaza de Los Arces Leopoldo Cano y Angustias, donde se entonará la Salve en la iglesia del mismo nombre.

 

La cofradía penitencial de Las Angustias se fundó en 1.536 y está compuesta por 1.000 hermanos de devoción que van ataviados con una túnica de terciopelo azul oscuro con bocamangas de encaje blanco y un capirote del mismo color. Sin embargo, el cíngulo y la muceta son de color rojo.

 

La imagen de Nuestra Señora de Las Angustias, una de las obras más alabadas de la Semana Santa vallisoletana, fue tallada en 1561 por el imaginero Juan de Juni. La Virgen está sentada con la pierna derecha hacia adelante y la izquierda retraída, siguiendo el esquema helicoidal típico de Juni.