La viceconsejera pide responsabilidad en Ceiss pero el banco esgrime "sólidas razones" para recortar su plantilla

La viceconsejera de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Begoña Hernández.

La viceconsejera de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Begoña Hernández, ha reiterado el deseo del gobierno regional para que todo el proceso de reestructuración del Banco Ceiss (entidad surgida de la fusión entre Caja España y Caja Duero), “se desarrolle con el menor coste personal posible”, aunque insiste en recalcar que las condiciones vienen impuestas por la Unión Europea.

 

 

“Estamos en un escenario de apenas horas para saber su resolución”, dijo en torno al futuro de la entidad ligado a Unicaja o finalmente absorbida por el FROB. A partir de ahí, “los procesos de reestructuración son impuestos”. Begoña Hernández pidió a las partes implicadas en la negociación entre empresa y sindicatos “que sean responsables con respecto al empleo”.

 

Ceiss esgrime "sólidas razones de tipo económico" para argumentar un recorte en su plantilla de 1.502 trabajadores además del cierre de oficinas. En el ejercicio 2012 el banco Caja España de Inversiones Salamanca y Soria acumuló unas pérdidas operativas de 2.557 millones de euros tras el "importante esfuerzo" de dotaciones realizado durante el pasado año, que ascendieron a casi 3.000 millones de euros.

 

Las normas están  marcadas por Europa y no hay discusión posible. Estas cifras van encaminadas al saneamiento del sector financiero y al plan de rescate que exige unas obligaciones. Cualquier cifra es dolorosa, aunque se trate de una persona, pero espero que la negociación se cierre en las mejores condiciones para todos”, recalcó la viceconsejera.

 

La dirección empresarial y financiera del Banco Ceiss ha puesto sobre la mesa a los sindicatos un escenario tan extraordinariamente duro como previsible. En la primera reunión para la negociación del expediente los representantes de la entidad han asegurado que "la realidad es una, y es complicado que admita discusión".

 

Argumenta, de igual forma, que el recorte de plantilla es obligado. “Los costes de personal del Banco Ceiss son superiores en un 8% a los de Unicaja Banco", con unas diferencias que señalan un coste medio por empleado en Banco Ceiss a 31 de diciembre de 2011 de 59.600 euros, mientras que en Unicaja Banco se queda en 55.500 euros.