La Vía Láctea podría tener más agujeros negros de los que se creía

Sistema binario de estrella y agujero negro

Un equipo de astrónomos ha combinado los datos del Observatorio de rayos X Chandra de la NASA, del telescopio espacial Hubble y del Very Large Array (VLA) de la Fundación Nacional de Ciencia de Karl G. Jansky, para detemrinar que existe una fuente peculiar de ondas de radio que provoca una confusión a la hora de detectar galaxias.

Concretamente, estos datos hacen pensar que se ha detectado una galaxia distante, cuando en realidad es un sistema binario que contiene una estrella de baja masa y un agujero negro. Según han apuntado los expertos, esta identificación sugiere que puede haber un gran número de agujeros negros en la Vía Láctea que han pasado desapercibidos hasta ahora.

Durante dos décadas, los astrónomos han sabido de la existencia de un objeto llamado 'VLA J213002.08 + 120904' (VLA J2130 + 12, para abreviar). A pesar de que está cerca de la línea de visión hacia el cúmulo globular M15, la mayoría de los astrónomos habían pensado que esta fuente de ondas de radio brillantes era probablemente una galaxia distante.
 

Gracias a las últimas mediciones de distancia con la red combinada de telescopios, los astrónomos se han dado cuenta de que VLA J2130 + 12 está a una distancia de 7.200 años luz, demostrando que está bien dentro de la galaxia y cerca de cinco veces más cerca que M15.

UN AGUJERO NEGRO QUE 'ABSORBE' LENTAMENTE

El nuevo estudio indica que VLA J2130 + 12 es un agujero negro con un par de veces la masa del Sol que está 'absorbiendo' muy lentamente el material de una estrella compañera. A este ritmo de alimentación insignificante, VLA J2130 + 12 no se había marcado previamente como un agujero negro, ya que carece de algunas de las señales reveladoras que estos objetos en sistemas binarios suelen mostrar.

"Por lo general, nos encontramos con los agujeros negros cuando están tirando en una gran cantidad de material. Antes de caer en el agujero negro este material se calienta y emite en rayos X", ha explicado uno de los autores del trabajo, Bailey Tetarenko de la Universidad de Alberta (Canadá). Según ha apuntado, este objeto es tan 'silencioso' que "es prácticamente un agujero negro camuflado".

Estudio, que ha sido publicado en 'The Astrophysical Journal', sólo cubre una pequeña porción de cielo, lo que sugiere que debe haber muchos de estos agujeros negros tranquilos alrededor de la Vía Láctea. Las estimaciones son que decenas de miles de millones de estos agujeros negros podrían existir dentro de la galaxia, muchos más de lo que los estudios previos han sugerido.