La vallisoletana GMV, encargada de modernizar la flota de autobuses de Chipre

La multinacional tecnológica trabajará en los más de 800 autobuses de la isla mediterránea tras ganar el concurso convocado por el ministerio chipriota.


 

La multinacional tecnológica vallisoletana GMV modernizará los más de 800 autobuses urbanos e interurbanos que dan servicio a los ciudadanos de Chipre en sus desplazamientos diarios.

 

En concreto, GMV ha ganado el concurso público que el Ministerio de Comunicaciones y Obras públicas de Chipre convocó para su modernización tecnológica, al tiempo que ha explicado que el transporte público de autobuses, bajo concesión del Ministerio de Comunicaciones y Obras Públicas, requería adaptarse a las necesidades actuales de los usuarios, por lo que era imprescindible para ello un sistema integrado de monética y de monitorización y ayuda a la explotación (SAE) de las flotas de autobuses en tiempo real para las siete empresas que operan el servicio.

 

El contrato concedido a GMV incluye el suministro, la instalación e integración de todo el equipamiento tecnológico y del software necesario en formato 'proyecto llave en mano' para la flota de 800 autobuses del transporte público de Chipre, además del sistema de pago integrado, así como el sistema de gestión de Flotas (SAE) e información al pasajero.

 

Entre las ventajas que permitirá el nuevo SAE destacan la monitorización y control de las flotas en tiempo real, el uso de información histórica relativa a calidad del servicio, Ecodriving y el suministro de Información en tiempo real al pasajero abordo, en paneles localizados en las paradas, a través de app para móvil o WEB.

 

Además, el sistema contempla un back-office central común, equipamiento embarcado diverso según el tipo y uso del vehículo, y puestos de diversa índole a lo largo de toda la isla.

 

Medinate esta tecnología puede conocerse la localización de cada uno de los autobuses mediante GPS, tener comunicación permanente entre el conductor y el centro de control gracias al ordenador que tiene a bordo el autobús, e intercambiar información de todo tipo como posibles incidencias, horarios previstos o servicios del personal.

 

En cuanto al nuevo sistema de pago, se permitirá el uso de ticket papel, tarjetas ultralight de un solo uso que reemplazan a las tarjetas tradicionales de cartón con código de barras o banda magnética de manera que se genera una forma de pago "más rápida, fácil y segura" con la tarjeta inteligente 'Mifare DesFire EV2' recargable, tecnología que garantiza una forma de pago "rápida y segura".

 

Por último, GMV establecerá 30 puntos de venta, módulos de venta electrónica, de monitorización y control financiero, de gestión de activos y una Cámara de Compensación Tarifaria.