La UVa sube la partida para becas un 17% y manejará un presupuesto de 178 millones en 2014

Supone una disminución del 1,3 por ciento menos respecto al ejercicio anterior, ya que según la vicerrectora de Economía, Guiomar Martín, "está en consonancia con una previsión de ingresos que continúa descendiendo".

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Valladolid (UVA) ha aprobado este miércoles el presupuesto para el ejercicio 2014 y que asciende a 178.489.197 euros, lo que supone una disminución del 1,3 por ciento respecto al del ejercicio anterior y que fue de 180.833.085.

  

Según ha informado en su intervención la vicerrectora de Economía, Guiomar Martín Herrán, este presupuesto "está en consonancia" con una previsión de ingresos para este año "que continúa descendiendo", como en ejercicios anteriores, lo que ha llevado a "elaborar unos presupuestos prudentes que a la vez quieren responder a las necesidades que la universidad tiene en estos momentos".

  

La contención en el gasto "se relaja" en aquellas actividades que el equipo rectoral considera prioritarias y se mantienen los recursos propios destinados a la investigación -incluso se incrementa un 6 por ciento la partida destinada a la formación de investigadores-, así como el presupuesto tanto del programa de apoyo a las actividades docentes como el dirigido a mejorar y adaptar el equipamiento y las instalaciones con vistas a lograr una mayor calidad de la docencia.

  

Sobresale también el incremento en un 17 por ciento de las cantidades destinadas a becas para los estudiantes, "fundamentales para colaborar en el objetivo de conseguir la igualdad de oportunidades" entre todos, según ha señalado Guiomar Martín, quien ha precisado que el aumento en 280.000 euros de la partida que la UVA destina a que los alumnos Erasmus puedan mantener las condiciones de sus ayudas de años precedentes.

  

Asimismo, el Consejo de Gobierno de la institución académica ha dado luz verde también a la nueva normativa reguladora de las encuestas sobre la docencia en los títulos oficiales de grado y máster de la UVA.

  

Esta reforma va encaminada a lograr una mayor participación de los estudiantes en estas encuestas, que suponen un elemento clave del sistema de garantía de la calidad. Dos son las principales novedades; la primera radica en que se vuelve a la presencialidad en la contestación de la encuesta por parte de los universitarios, no en formato de papel, puesto que se mantiene el formato digital, si bien se introducen los cambios necesarios para que el formulario pueda ser cumplimentado además desde teléfonos móviles y tablets.

  

Una vez al cuatrimestre, un profesor designado responsable de la encuesta y los dos representantes de los estudiantes de cada clase llevarán a cabo la aplicación de las encuestas, animando a la participación por parte de los alumnos.

  

La segunda de las novedades se refiere al cambio del modelo de la encuesta, y para ello se ha optado por un modelo validado internacionalmente y que se asienta en la valoración de los siguientes factores generales que conducen a la evaluación del profesorado: aprendizaje, actitud personal, organización, interacción en clase, relación individual con los estudiantes, amplitud del conocimiento, pruebas de evaluación, tareas y trabajos y carga de trabajo en la asignatura.

  

Los miembros del Consejo de Gobierno han aprobado asimismo el Plan Estratégico 2014-2018 de la Biblioteca de la UVA, una de las herramientas que necesita este servicio para avanzar en el modelo de acreditación en el que está inmerso, con el que ya ha alcanzado dos menciones de calidad, y que favorece el incremento de los parámetros de calidad de la Biblioteca y su reconocimiento europeo. 

Noticias relacionadas