Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

La USAL lidera un proyecto internacional sobre el autismo

Participa en una iniciativa con 20 grupos de investigación de 14 países diferentes.

Unos 10.000 escolares de entre siete y nueve años de Valladolid participarán en un estudio en el que investigadores de la Universidad de Salamanca (USAL) tratarán de conocer cuál es la prevalencia de niños que padecen autismo.

 

Según ha explicado el coordinador del proyecto en la USAL, Ricardo Canal, la elección de Valladolid se debe a sus características demográficas, al contar con un elevado número de menores en un territorio no muy extenso y en el que no hay programas específicos sobre autismo que podría relativizar los resultados obtenidos.

 

Esta iniciativa forma parte del proyecto ‘Trastornos del Espectro del Autismo en Europa’, en el que participa la Universidad de Salamanca como uno de los 20 grupos de investigación procedentes de 14 países. 

 

El grupo de la Universidad de Salamanca es el único español, aunque cuenta con la coordinación del Instituto Carlos III dentro de esta acción a tres años financiada por la Dirección General de Salud y Consumidores (DG-SANCO) de la Comisión Europea y dirigida a incrementar el conocimiento y mejorar la respuesta a los trastornos del espectro autista (TEA).

 

La iniciativa ha sido presentada este martes en las Escuelas Mayores de la USAL por el rector de la institución académica, Daniel Hernández Ruipérez, en un acto que ha contado también con la presencia del director del Instituto de Investigación en Enfermedades Raras (IIER) del Instituto Carlos III y coordinador del proyecto a nivel europeo, Manuel Posada; el coordinador del proyecto en la Universidad de Salamanca, Ricardo Canal; y la presidenta de la Federación Autismo Castilla y León, Simona Palacios Antón, entre otras autoridades académicas e institucionales. 

 

El proyecto ASDEU, que recibirá una financiación de 2,1 millones de euros aportados por la DG-SANCO persigue, entre otros objetivos concretos, estimar la prevalencia de los TEA en 12 países de la Unión Europea; analizar los costes sociales y económicos del autismo; revisar los programas existentes sobre detección temprana y desarrollará propuestas de mejora e implantación de los mismos; elaborar un plan para mejorar la formación de profesionales; validar biomarcadores asociados a los TEA; y mejorar el conocimiento sobre el diagnóstico, comorbilidad y efectividad de los cuidados y apoyos en la vida adulta y en las personas mayores con diagnóstico de autismo.

 

Asimismo, ASDEU también colaborará con el proyecto EU-AIMS (European Autism Interventions – A Multicentre Study for Developing New Medications) para mejorar la calidad de vida y el pronóstico de las personas con autismo y cuyos dos objetivos principales del proyecto son, por una parte, aplicar un modelo de salud pública a los TEA centrado en la estimación de la prevalencia y la mejora de los programas de detección diagnóstico y tratamiento precoz, y por otra, la creación de un nuevo marco europeo basado en la evidencia que mejorará la atención a los adultos y a las personas mayores con TEA.

 

CASTILLA Y LEÓN

 

En cuanto al estudio en Valladolid, según ha explicado la USAL, se cuenta con la posibilidad, si fuera necesario, de ampliar el estudio a otras provincias de la Comunidad, lo cual dependerá también de la respuesta de la sociedad al estudio.

 

En relación al grupo de trabajo con el que estará más directamente implicado, y que será el que cuente con la coordinación de la Universidad de Salamanca, Castilla y León, a través de la Consejería de Sanidad, aportará la experiencia en detección temprana y diagnóstico precoz que se lleva realizando a través de las consultas de Pediatría de Atención Primaria y los servicios de diagnóstico de Atención Especializada, y contará también con la colaboración de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León a través de los recursos de atención temprana.

 

La experiencia de Castilla y León en detección, diagnóstico y tratamiento precoz es “muy relevante” para la Unión Europea, al ser en la actualidad la única región de Europa que mantiene una experiencia de detección en el marco de la atención rutinaria al niño sano en los servicios públicos de pediatría en dos provincias, Salamanca y Zamora, ha explicado Ricardo Canal.

 

GRUPOS DE TRABAJO

 

Coordinado por el Instituto de Investigación de Enfermedades Raras del Instituto de Salud Carlos III, la iniciativa se organiza en torno a ocho grupos de trabajo cada uno con su respectiva institución coordinadora.

 

Los grupos en cuestión son ‘Prevalencia de los TEA y costes sociales y económicos’ (Instituto de Salud Carlos III); ‘Detección temprana, diagnóstico e intervención basada en la evidencia’ (Universidad de Salamanca); ‘Tratamiento y atención a los adultos con TEA’ (University of Aarhus); ‘Políticas de TEA en la UE’ (Autismo Europa); ‘Impacto y difusión del proyecto’ (Instituto de Salud Carlos III & National Autistic Society); ‘Evaluación del proyecto’ (Bulgarian Association for Promotion of Education and Sicience); ‘Coordinación de las actividades con EU-AIMS’ (King’s College of London); y ‘Coordinación y gestión del proyecto’ (Instituto de Salud Carlos III).