La Universidad Isabel I, pionera en convertirse en centro examinador del SIELE

Alumnos examinándose en el  Instituto Cervantes de Roma.

La  Universidad Isabel I es en la primera universidad online de España en convertirse en centro evaluador de los exámenes del SIELE, gestionado por el Instituto Cervantes. 

Gracias a este acuerdo, las instalaciones que la institución académica dispone en su sede central en Burgos y su delegación en Valladolid (esta última en proceso de acreditación) serán centro examinador oficial para obtener este certificado.

 

Este sistema certifica, por medios electrónicos, el nivel de competencia del español atendiendo a sus distintas variedades lingüísticas. De este modo, las personas interesadas en obtener esta certificación, de validez internacional, pueden evaluar sus competencias lingüísticas en español a través de cuatro pruebas: comprensión de lectura, comprensión auditiva, expresión e interacción escritas y expresión e interacción orales, tomando como referencia los niveles establecidos por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER), aprobado por el Consejo de Europa en el año 2001.

 

Además de acreditar las diferentes competencias, una característica específica de esta prueba es que permite acreditar el nivel de español en un único examen, o bien de manera independiente, eligiendo la competencia a la que se quiera postular. Las personas que se decanten por la modalidad de examen de competencias individuales o completas en SIELE, reciben un informe con vigencia de dos años que incluye la puntuación obtenida en la prueba o pruebas realizadas y su correspondencia con los niveles del MCER.

 

Este Servicio Internacional de evaluación y certificación del grado de dominio del español está dirigido a estudiantes y profesionales de los cinco continentes, ya que, entre otros, certifica el nivel de español requerido para la admisión en programas de grado y postgrado en todo el mundo. 

 

SIELE ha sido creado y desarrollado por el Instituto Cervantes, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de Salamanca y la Universidad de Buenos Aires, con la gestión a su vez de la Fundación Telefónica Educación Digital. Estas instituciones garantizan los estándares de calidad e innovación, tanto en el contenido como en los materiales didácticos de la prueba en su conjunto.