La Universidad de Valladolid se viste de gala para inaugurar el nuevo curso académico

El paraninfo de Derecho acogió este viernes la inauguración del curso 2015/2016 de la UVa. J.P.
Ver album

Este viernes tuvo lugar el acto de apertura de curso en la Facultad de Derecho, donde el rector Daniel Miguel pidió en su discurso inaugural una reforma de los estatutos universitarios.

Silencio absoluto en el paraninfo de la Facultad de Derecho, doce de la mañana y... un, dos, tres. El Coro Universitario comenzó sus cantos mientras las autoridades pertinentes comenzaban el desfile por el centro de la sala en un arranque de colores. A la cabeza, el rector Daniel Miguel, acompañado del doctor Alfonso Álvarez Mora. Era el momento de dar, una vez más, el pistoletazo de salida al nuevo curso académico de la Universidad de Valladolid.

 

Fue entonces el turno de aprobar la memoria del curso pasado, ante el consejero de educación, alcalde de Valladolid, rectores de otras universidades y otras autoridades. “La Universidad de Valladolid contó para el desarrollo de sus actividades con un presupuesto de 182’6 millones de euros, un  2’3% superior al del ejercicio anterior”, arrancó la secretaria general, Cristina Pérez.

 

Y es que para este año el panorama pinta aún más alentador, en el que será el segundo curso del rector Daniel Miguel al cargo. El personal de la Universidad ya ha alcanzado ya ha llegado a 3.547 personas, de los cuales 2.654 son profesores y 983 miembros de personal de administración y servicios. ¿Y estudiantes? Nada menos que 25.040 el curso pasado, ya que de este aún está pendiente cerrar el cupo.

 

“En el ámbito académico la Universidad sigue fiel a su vocación de oferta multidisciplinar en las cinco grandes ramas de conocimiento, con 56 títulos de grado, 64 títulos de máster , seis dobles titulaciones y catorce títulos propios”, destacó Pérez, antes de dejar paso al protagonista de la apertura, el Doctor Alfonso Álvarez con su discurso ‘La ciudad como producto versus la ciudad como obra, o la realidad urbana entre el espacio de la renta y el espacio social’, y donde el rector Daniel Miguel tomó el protagonismo.

 

“Estamos obligados a ir por delante. En un contexto cambiante y acelerado, no avanzar ya es un retroceso”, esgrimió Miguel, quien insistió en la “necesidad objetiva” de reformar los estatutos para adecuarlos a la normativa vigente, pese a la buena marcha de la Universidad de Valladolid.

 

“No intento recriminar nada a nadie, nada más lejos de mi intención. Yo formé parte del claustro que aprobó los estatutos en 2002 y creíamos de buena fe que eran eficaces. Ahora debemos aprender de la experiencia de estos años de funcionamiento y de los tres intentos fallidos de reforma”. Contundentes palabras.

 

El rector también criticó las "condiciones de los profesores" y se felicitó por la reactivación de programas de infraestructuras, "algo impensable hace un año". "Estos trabajos estarán terminados para el curso 2017/2018", apuntilló.

 

Con el término del discurso se entregó el Premio Consejo Social 2015 al Profesor Germán Vega, Catedrático de Literatura Española de la Facultad de Filosofía y Letras, además de la entrega de diplomas de los premios extraordinarios. El nuevo curso ya está aquí.