La Unión de Uniones reclama ante Cañete que el Ministerio priorice a los agricultores profesionales en la distribución de las ayudas de la nueva PAC

El coordinador estatal de la Unión de Uniones, José Manuel de las Heras, ha pedido hoy ante el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, que una posible rebaja en las ayudas europeas con la nueva reforma de la Política Agraria Común (PAC) no se repercuta sobre los agricultores profesionales.

   El coordinador estatal de la Unión de Uniones, José Manuel de las Heras, ha pedido hoy ante el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, que una posible rebaja en las ayudas europeas con la nueva reforma de la Política Agraria Común (PAC) no se repercuta sobre los agricultores profesionales.

 

“Ante el escenario que se abre con la aplicación de la nueva PAC en 2015, se debería priorizar a los profesionales del campo en la distribución de las ayudas”, ha explicado De las Heras. 

 

Por otra parte, el coordinador estatal de la Unión de Uniones, también ha pedido “elecciones en el sector agrario libres y democráticas en todo el estado y cuanto antes”. Por su parte, el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha hecho repaso de las iniciativas legislativas que ha puesto en marcha su departamento en el ámbito de la cadena alimentaria, en concentración de cooperativas y ha asegurado que si ha “llevado adelante esas leyes también pondrá en marcha la tercera, la de representatividad agraria”.

 

“No hay que tener miedo a unas elecciones libres en el campo español”, ha asegurado. Respecto a la reforma de la PAC,  Arias Cañete, ha señalado que negociará con Bruselas para que España “disponga de la flexibilidad suficiente para que el proceso interno permita mantener las ayudas en niveles lo más similares a los actuales”. 

 

El ministro de Agricultura ha participado esta mañana en el acto de clausura de las jornadas La PAC 2014-2020 Prioridades y estrategia en la negociación, organizadas en Segovia por la organización profesional agraria y en las que han participado agricultores y ganaderos de todo el Estado en representación de las distintas uniones.

 

La jornadas empezaron ayer por la tarde con la intervención del técnico del Parlamento Europeo, Albert Massot, y con un coloquio posterior. Esta mañana, ha intervenido el coordinador técnico de la Unió de Pagesos de Cataluña, Andreu Ferrer, después se ha celebrado un coloquio con los representantes de las uniones y finalmente, el ministro Arias Cañete y el coordinador de la Unión de Uniones han clausurado las jornadas.  

 

El coordinador de la Unión de Uniones, José Manuel de las Heras ha destacado que ahora “estamos en un momento clave de la reforma de la PAC, la propuesta de Bruselas ya está casi finalizada y es la hora de que el Ministerio abra un proceso de interlocución para que estos recursos se distribuyan de una forma más equitativa”.

 

El coordinador de la Unión de Uniones ha recordado que de los más de 850.000 perceptores de ayudas de la PAC en España, sólo 272.000 son profesionales y ha destacado que además 40.000 son empresas, gran parte de las mismas procedentes de otros sectores. “Hay que influir en el Ministerio que es el que ahora debe distribuir bien las ayudas para que se prioricen los agricultores activos y también hay que dirigirse a la sociedad para explicar que las ayudas que percibimos están bien empleadas porque los profesionales producimos alimentos de calidad, creamos empleo, vivimos en el territorio y mantenemos el medio ambiente”, ha señalado De las Heras. 

 

Respecto al componente verde, la Unión de Uniones había denunciado durante el proceso los sobrecostos que genera la competencia desleal de países terceros en el propio mercado europeo al no cumplir las más estrictas normas de producción del mundo. Finalmente, ha conseguido más flexibilidad en el cumplimiento de las obligaciones medioambientales, ya  que la ayuda en este sentido contemplará la compensación de los bienes públicos que ahora no compensa el mercado.  

 

Durante las jornadas, la Unión de Uniones ha valorado que la codecisión del Parlamento Europeo en el diseño de la propuesta de reforma de la PAC ha sido un avance democrático que le ha permitido llevar a cabo un trabajo directo y fluido con los eurodiputados para reorientar las ayudas a favor de las pequeñas y medianas explotaciones profesionales o conseguir que se reconozcan los incrementos en los costes de producción como factor desencadenante de los mecanismos de gestión de crisis, tal y como pasará con los precios. 

 

En otro orden de cosas, la Unión de Uniones ha denunciado el grave perjuicio que está suponiendo para el sector el recorte del apoyo estatal a la contratación de seguros agrarios y pide que se estudien otras fórmulas que garanticen la viabilidad del seguro. Por otra parte, también ha recordado que aún estamos a tiempo de que el Senado incorpore en ley de la cadena alimentaria  las propuestas  de la organización  para acotar la posición de dominio de la gran distribución en la cadena y endurecer las sanciones por la venta a pérdidas en alimentación