La Unión de Actores pide un modelo "aceptable y eficaz" para el CAT y "rechaza" que su futuro director "se elija a dedo"

Solicita convocatoria pública para que todo profesional "cualificado e interesado en ocupar el cargo pueda presentar su proyecto"


SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

La Unión de Actores e Intérpretes de Andalucía pide al consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, que el futuro modelo del Centro Andaluz de Teatro sea "aceptable y eficaz", al tiempo que muestra su "rechazo y disconformidad" con que el próximo director del CAT sea una persona de confianza política "elegida a dedo". En este sentido, solicita que se cree una convocatoria pública para que "algún profesional cualificado e interesado en ocupar dicho cargo pueda presentar su proyecto de gestión".

En un comunicado remitido a Europa Press, la Unión de Actores recuerda que tras su llamada de atención sobre "el estado de abandono" del Centro Andaluz de Teatro y las palabras del consejero de Cultura "anunciando su próxima y profunda remodelación, estamos a la espera de una prometida reunión informativa", que "debía haberse celebrado el pasado martes 26 de febrero, pero fue anulada y aplazada sine die". Eso, añade, pese a que este jueves 7 de marzo "cumplió" el plazo de 15 días que Alonso estableció para presentar "el futuro modelo de dicha institución" y "seguimos a la espera y sin noticias de la Consejería".

No obstante, la Unión de Actores afirma que para ellos "no urge la solución, sino que prevalece la necesidad de que dicha solución sea la de un modelo aceptable y eficaz", ya que las prisas "no son buenas y menos cuando se trata de diseñar un proyecto sostenible, tan necesario y trascendente para nuestro sector". Por ello, "pedimos calma y la debida reflexión para hacer las cosas bien hechas y, sobre todo, con consenso", afirman los actores.

En ese sentido, declaran su "rechazo y disconformidad" a que el futuro director del CAT sea una persona de confianza política, "elegido a dedo, como se ha hecho desde el comienzo de dicha institución, y pedimos que se cree una convocatoria pública para que algún profesional cualificado e interesado en ocupar dicho cargo pueda presentar su proyecto de gestión, aplicándose así las normas del 'Código de Buenas Prácticas' ya implantado en otras instituciones culturales del país, para una mayor transparencia y participación".

Asimismo, "debemos pedir que la selección y adjudicación del proyecto ganador, no sea hecho a dedo y de forma unilateral por parte de la Consejería, porque estaríamos en las mismas,, si no a través de un comité evaluador compuesto por personalidades competentes y un representante de las asociaciones del sector --Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Andalucía (ACTA), Asociación de Gestores Culturales de Andalucía (GECA) y Unión de Actores--".

De mismo modo, ha querido dejar claro que la actividad principal del nuevo CAT "debería ser las producciones propias, sin excluir las coproducciones,, creando espectáculos que por temática, riesgo, complejidad, etcétera, no puedan ser asumidos por las compañías privadas, evitando así la competencia con éstas". "Directores andaluces y de prestigio internacional, dramaturgos andaluces clásicos y contemporáneos, obras en verso y de vanguardia deberían formar parte de la hoja de ruta del nuevo CAT", añade.

APUESTAN POR LA "CONTINUIDAD" DE ESCÉNICA ARTÍSTICA

La institución solicita también la "continuidad" de un servicio "tan imprescindible" para el sector como lo ha sido el programa de formación de excelencia 'Escénica artística' --antiguamente dependiente del CAT--, donde grandes maestros de la escena nacional e internacional "han compartido y enseñado sus métodos y experiencias con los intérpretes andaluces, enriqueciendo y elevando considerablemente su nivel profesional".

Igualmente, los actores aprovechan la ocasión para dar la "enhorabuena por el buen funcionamiento y la gran labor" que está realizando el Centro de Documentación de la Artes Escénicas de Andalucía, con sede en Sevilla, a la hora de servir al sector y destaca su "reconocimiento" a nivel nacional.

Por último, la Unión de Actores hace un llamamiento "sobre la necesidad de una política más justa y proteccionista, donde la cultura, al igual que la sanidad y la educación, formen parte de un bloque de servicios públicos irrenunciables, intocables y casi sagrados, siendo éste la base de una sociedad progresista, solidaria y más humana".