La última de Presencio: renuncia al fin como portavoz pero cobrará una dedicación exclusiva

Jesús Presencio junto a Pilar Vicente.

La hasta ahora número dos del partido, Pilar Vicente, asumirá la portavocía pero Presencio seguirá cobrando por la dedicación exclusiva cerca de 47.000 euros al año.

Otro capítulo más en el 'caso Presencio'. La número dos del partido, Pilar Vicente, ha presentado este viernes el escrito de renuncia de Presencio a la portavocía en la Secretaría General. De esta forma, será ella misma quien asuma la portavocía del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento vallisoletano.

 

De hecho, la edil de Ciudadanos ha sido la representante de su Grupo en la reunión de la Junta de Portavoces celebrada este viernes, aunque aún en calidad de suplente pues todavía no se han concluido los trámites para confirmar la renuncia de Presencio como portavoz.

 

Tras conocerse que el que fuera cabeza de lista por el partido dirigido por Albert Rivera en las últimas Elecciones Municipales había dado positivo en una prueba de alcoholemia realizada en la noche del pasado 16 de agosto, su partidole obligó a dimitir como portavoz. Es el paso previo al objetivo de expulsarle de la formación cuando se conozca la sentencia condenatoria tras arrojar una elevada tasa de alcoholemia.

 

Pero Jesús Presencio se mantendrá como concejal de Ciudadanos y cobrará na dedicación exclusiva. Así lo ha podido saber este periódico de fuentes del propio partido. Su retribución está cifrada en unos 47.000 euros anuales, mientras que un concejal sin área cobra 11.002,46 euros al año en concepto de asistencia a plenos y comisiones. Esa es la cantidad que recibirá Pilar Vicente, a pesar de asumir la portavocía. Presencio se ha mostrado especialmente insistente en no renunciar al salario y el partido lo ha asumido pese a que anunció su renuncia a ello el mismo día que tomó posesión como concejal. 

 

Previsiblemente, Presencio se sentará en su escaño del Grupo de Ciudadanos en el Pleno municipal que se celebra el próximo martes, 1 de septiembre y en el que se debatirá una moción en la que Valladolid Toma la Palabra, PSOE y Sí se Puede reclaman su cese como concejal.

Noticias relacionadas