La UEMC y el BSR Valladolid refuerzan su colaboración con el deporte y la discapacidad

La Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) y el Club Baloncesto Silla de Ruedas Valladolid estrechan sus vínculos de cooperación y reforzarán su colaboración en materia de investigación, formación y proyectos sociales.

El BSR Valladolid fue fundado en 1994 con el nombre CD ASPAYM Castilla y León. El primer equipo participa en la máxima categoría División de Honor desde hace 18 años con varios triunfos notables, entre los que destacan los 11 campeonatos de la Copa FECLEDMI (Copa de Castilla y León) y especialmente los conseguidos en 2010-11: Liga Nacional y Campeón de Europa ‘Willi Brinkmann’. El Club ha sido galardonado con el Premio Castilla y León del Deporte en 2014, con 4 premios ‘Valladolid, Ciudad Deportiva’ como ‘Mejor Entidad Deportiva’, 6 como ‘Segunda Mejor Entidad Deportiva’, además de ser galardonados en dos ocasiones en los Premios UEMC del Deporte. Además de la actividad puramente deportiva, desarrollan dos proyectos de mayor carácter social: Escuela de Baloncesto en Silla de Ruedas y Campus de Verano Deportivo.

Ambas instituciones colaboran desde hace años en proyectos de investigación conjuntos centrados en deporte y discapacidad. La rectora de la UEMC, Imelda Rodríguez Escanciano, y el presidente del Club, José Antonio de Castro Blanco, han sido los encargados de firmar un acuerdo que permitirá que la Universidad ponga en marcha nuevas líneas de investigación, además de potenciar las acciones de voluntariado entre sus estudiantes.

 

El convenio refuerza también la colaboración de la Universidad en los proyectos sociales desarrollados por el club vallisoletano. Estos proyectos tienen como objetivo acercar el baloncesto a personas en silla de ruedas, como la Escuela, en la que participan unas 15 personas.

 

Los jugadores del Club Baloncesto Silla de Ruedas Valladolid también podrán disfrutar de ayudas para cursar cualquiera de los Grados oficiales de la UEMC, gracias a este acuerdo que también tiene como objetivo de acercar y facilitar el acceso a una formación universitaria de calidad.

 

El acuerdo permitirá que el BSR Valladolid pueda desarrollar en la UEMC alguna actividad relacionada con sus proyectos sociales, y que ambas instituciones puedan trabajar conjuntamente en formación, investigación, promoción y desarrollo. La Universidad facilitará  a los miembros del BSR el acceso en condiciones preferentes a la formación complementaria y de idiomas impartida por la UEMC, así como a determinados servicios especializados de la Universidad, como la Productora Audiovisual UEMC o el Servicio de Publicaciones, etc.

 

Por su parte, el club facilitará a los alumnos de la UEMC el desarrollo de prácticas formativas, como entrenadores, preparadores físicos, etc., o en otras labores que la entidad estime oportuno (gestión, comunicación, etc.). Por último, ambas instituciones colaborarán de manera conjunta en actividades docentes y de investigación en las que pueda tener interés la práctica de baloncesto adaptado.

 

La Universidad Europea Miguel de Cervantes mantiene acuerdos de colaboración con numerosos clubes deportivos y equipos de la región que permiten facilitar el acceso a los estudios universitarios a decenas de jóvenes deportistas, que pueden, además, compatibilizar sus estudios con el ejercicio de la actividad deportiva. Estos beneficiarios pueden mantener su beca a lo largo de la carrera si alcanzan un rendimiento académico notable en cada curso. Asimismo, los estudiantes de la UEMC encuentran en estas instituciones un excelente lugar en el que desarrollar sus prácticas formativas.