La trama de Granados buscaba el lucro personal de los políticos y no la financiación de los partidos

Las pesquisas contra la trama, que giraban en torno a dos conseguidores --los empresarios David Marjaliza y Alejando de Pedro Llorca--, se iniciaron en diciembre de 2013.

La trama de la que presuntamente formaba parte el exsecretario general del Partido Popular (PP) de Madrid Francisco Granados tenía el objetivo de conseguir el lucro personal de los políticos implicados, pertenecientes a tres partidos distintos --PP, PSOE y los independientes de la UDMA-- y no la financiación de sus respectivas formaciones, según han informado fuentes jurídicas.

 

La investigación, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, revela que la organización desmantelada con la 'operación Púnica' se dedicaba a mediar entre empresarios y políticos con influencias en el ámbito municipal y regional para la consecución de contratos públicos en la gestión de servicios.

 

Las pesquisas contra la trama, que giraban en torno a dos conseguidores --los empresarios David Marjaliza y Alejando de Pedro Llorca--, se iniciaron en diciembre de 2013 cuando la Fiscalía de Laussanne informó a Anticorrupción de que investigaba a Granados y Marjaliza por un delito de blanqueo de capitales agravado.