La tradición de abonarse al Real Valladolid

El sentimiento blanquivioleta y la oferta del carné gratis han sido los principales motivos de los que han renovado su compromiso con el Pucela en el primer día de campaña.

Llegó el 1 de julio y algunos aficionados del Real Valladolid no quisieron dejar pasar la oportunidad de renovar su abono. Unos por costumbre, otros por el sentimiento y los más jóvenes por ilusión. La oficina de la Plaza Mayor tuvo más gente en el inicio de la mañana, donde la cola se estiró desde los mostradores hasta la puerta del local durante unos momentos.

 

La situación del conjunto blanquivioleta no invita a los aficionados a renovar su carné, pero sí “el sentimiento y “la tradición. Aunque también hubo críticas hacia la gestión del club, que está produciendo la pérdida de esa pasión por los colores en alguno de los encuestados. “Ahora es todo un negocio”, explicó uno de ellos.

 

Sin duda, los más jóvenes son los que aportaron el optimismo en este primer día de la campaña de abonados para la temporada 2016/17. Mientras, la mayoría de los que acudieron a la oficina reconocieron que el incentivo más grande era “la oferta del carné gratis en caso de ascenso.

Noticias relacionadas