La tétrica historia de Rocío Leonor, la nueva propietaria de Yerbabuena

Yerbabuena, el que ha sido hogar durante años de la gran Rocío Jurado y su marido, Ortega Cano, ha sido vendido por la friolera de 5.400.000 euros, un dinero que muy poca gente es capaz de "apoquinar"

La afortunada compradora ha sido Rocío Leonor, y el pasado miércoles gracias a Sálvame supimos algo más de ella.

 

   Su vida ha sido digna de un culebrón. Su padre, fallecido en el 2011 a causa de un cáncer, hizo una gran fortuna en las minas de Perú. Con su muerte dejó 3 herederos.

 

   Las desgracias de la familia no habían hecho más que empezar, ya que unos pocos meses más tarde su hermano murió asesinado cuando salía de las minas con quince kilos de oro. Fue victima de un asalto con un desafortunado desenlace. Cuando se investigó el asesinato los medios peruanos hablaron de un ajuste de cuentas entre clanes de las minas.

 

   Sin embargo, en los medios andinos se rumoreaba que su padre nunca había muerto, sino que vivía en un exilio que habría amasado con las minas de oro.

 

   Kiko Hernández dio su personal visión del tema y especuló que ella podría haber venido a vivir a España por la seguridad que se le ofrece frente a la de Perú.