La tasa de ahorro de los hogares bajó 2,8 puntos en 2012, hasta el 8,2%, la más baja desde 2000

Foto: E.P.

La necesidad de financiación de la economía española se situó en el 0,2 por coento del PIB, tras puntos menos que en 2011

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro cayó 2,8 puntos en 2012 y se situó en el 8,2% de su renta disponible, la más baja desde 2000, según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Este descenso fue consecuencia de un aumento del gasto en consumo final (+0,2%) y una disminución de la renta disponible bruta (-2,7%).  

 

En el cuarto trimestre del año pasado, la tasa de ahorro de los hogares españoles e instituciones sin fines de lucro alcanzó el 12,7% de su renta disponible, lo que supone 3,5 puntos menos que hace un año.

 

La renta disponible de los hogares se redujo un 4,2% en el cuarto trimestre de 2012, lo que supone 7.835 millones de euros menos que en el mismo trimestre del ejercicio anterior.

 

El ahorro generado por los hogares e instituciones sin fines de lucro alcanzó los 55.122 millones de euros, que unido a los 3.455 millones de euros correspondientes al saldo de transferencias de capital percibidas, permitió financiar su flujo de inversión, estimado en 49.494 millones de euros, un 11% menor que el del año 2011.

 

De esta manera, el sector presentó una capacidad de financiación de 9.083 millones de euros en 2012.

 

Por su parte, las administraciones públicas registraron el año pasado una necesidad de financiación de 111.616 millones de euros en 2012, que se reduce a 73.273 millones si no se incluyen las ayudas a los bancos por importe de 38.343 millones de euros.

 

El aumento de la necesidad de financiación respecto a 2011 estuvo determinado, principalmente, por el descenso de la renta disponible (-2,7%) y el aumento de las trasferencias netas de capital pagadas (190,4%), que no se vieron compensadas por el descenso del gasto en consumo (-5,1%) y una menor inversión (-37%).

 

A su vez, la menor renta disponible de las administraciones públicas es fruto del aumento de las rentas netas de la propiedad pagadas (+35,6%) y unas prestaciones sociales superiores a las cotizaciones sociales percibidas, que no compensan el aumento de los ingresos por impuestos netos (+4,5%).

 

Por lo que respecta a las sociedades no financieras, su renta disponible aumentó en 2012 un 10,1%. El aumento del 4,6% del excedente de explotación, la disminución de las transferencias corrientes netas pagadas (-2,3%) y de las rentas netas de la propiedad pagadas (8.031 millones menos que en 2011) compensaron el aumento del pago del impuesto de sociedades (+25,7%).

 

Este resultado, junto con el saldo neto de transferencias de capital recibidas, fue suficiente para financiar el volumen de inversión neta del sector, que fue un 3,7% inferior al de 2011.

 

Finalmente, las instituciones financieras presentaron una capacidad de financiación de 63.899 millones de euros, cifra que recoge las ayudas percibidas por el Estado en el marco del proceso de reestructuración bancaria.

 

Como resultado de la actuación de todos los sectores institucionales, la economía española presentó en 2012 una necesidad de financiación de 2.365 millones de euros, un 0,2% del PIB, cifra 3 puntos inferior a la del año 2011 y en volumen 31.578 millones de euros menos.

 

Esta disminución de la necesidad de financiación se explica tanto por la mejora del saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios con el resto del mundo (en 19.132 millones de euros) como por el de la balanza de rentas y transferencias corrientes y de capital (en 12.446 millones de euros).