La supresión de la Tasa de Basura obligará a hacer recortes al Ayuntamiento de Valladolid

El concejal de Hacienda, Juan Antonio Gato. DANI RODRÍGUEZ.

El concejal de Hacienda asegura que los 9.800.000 euros quedarán paliados en parte por el progreso de otros impuestos, pero habrá otros campos en los que habrá que reducir inversión.

El que algo quiere, algo le cuesta. La supresión de la Tasa de Basuras que prometió el alcalde Óscar Puente en su programa electoral y que ya ha quedado derogada para el año 2016 supondrá que el Ayuntamiento de Valladolid deje de percibir casi diez millones de euros, 9.800.000 para ser concretos, que de algún lado tendrán que salir para el próximo presupuesto municipal. Así las cosas el concejal de Hacienda, Antonio Gato, salió este jueves ante los medios para tratar de arrojar un poco de luz sobre estos datos que tan complicados se plantean.

 

“Va a ser difícil. Tenemos un escenario ya casi cerrado, pero no me atrevo a aventurar nada porque faltan algunos flecos”, comenzó Gato. “Claramente hay más peticiones de las diferentes concejalías que disponibilidad, realmente lo que tiene que haber es menos gasto que en 2015, es el efecto de la reducción de la tasa de basuras nos obliga a ello”, reconoció.

 

Eso sí, al menos esos casi diez millones de euros quedarán en parte paliados por el correcto avance de otros factores que “evolucionan favorablemente”. “Los que dependen por ejemplo de la actividad económica”, aclaró el concejal. “El Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras nota mejora, Impuesto del Incremento de Valor de los Terrenos... Eso va a compensar de alguna manera la caída de la tasa de basura. Sube un poquito, dos o tres millones, la participación en Tributos del Estado. Hay cierto colchón que rebajará esos 9.800.000 euros de descenso”.

 

Fue entonces cuando llegó el punto clave. ¿Y el resto de dinero de dónde saldrá? “Vamos a tomar una decisión política de dónde recortamos, teniendo en cuenta las prioridades de nuestro programa y enmiendas propuestas desde la oposición en anteriores años”. Y es que todavía no ha tenido lugar la primera reunión para poner sobra la mesa el primer borrador del presupuesto, cosa que empezará a gestionarse a partir de la semana que viene, después del Pleno Municipal del martes.

 

“Ese borrador podría estar a finales de la semana que viene para llevarlo a la reunión del equipo de Gobierno del lunes que viene, 12 de octubre”, incidió el encargado de Hacienda del Ayuntamiento de Valladolid, que recalcó también que “va a haber una reducción del volumen de gasto y de inversión”.