La superación de Silvia Abascal tras sufrir un ictus permite que vuelva a ser protagonista en el cine

Silvia Abascal

Tres años después de ser víctimas de un ictus, la actriz Silvia Abascal sigue mostrando su capacidad de superación y tras escribir un libro y dirigir un corto, ahora está inmersa en un proyecto cinematográfico que le permitirá protagonizar una película por primera vez desde entonces. 

Silvia Abascal atraviesa una de los mejores momentos de su carrera tres años después de sufrir un ictus del que aun arrastra secuelas puesto que sufre hiperacusia. La actriz madrileña no sólo ha tenido tiempo para escribir un libro, Todo un viaje, sino que también se ha estrenado como directora de un corto titulado

 

No digas nada y ha rodado su primer film internacional desde sufriera la enfermedad ‘biopic’ sobre la vida del Papa Francisco en Argentina.

 

Ahora se encuentra inmersa en un nuevo proyecto cinematográfico en nuestro país. Fiel a su puntualidad británica, la conocida actriz abandonaba su domicilio a primera hora de la mañana. Esperó pacientemente la llegada de un coche de producción que la llevaría hasta los estudios de grabación.

 

Su espinita clavada era volver a trabajar como actriz en un papel protagonista ya que una de las secuelas del ictus fue la hiperacusia, una aguda sensibilidad al sonido que le impedía encontrarse en lugares con mucho ruido.

 

Por esa razón, Silvia quiso tomarse su tiempo, avanzar despacio y con calma pero sin rendirse en ningún momento y ha participado en algunas películas haciendo pequeños ‘cameos’ o intervenciones fugaces como ocurrió en Ma Ma de Julio Medem, Truman o Pasaje de vida.

 

Ahora, tres años después de sufrir el derrame que le cambió la vida y tras un lento proceso de recuperación, Silvia se ha sentido plenamente segura para atreverse a regresar al cine internacional y nacional.