La Sub-21, sin margen de fallo ante Serbia

Munir, baza ofensiva de la selección española

Necesita ganar y evitar cualquier empate con goles para estar en la fase final de la Eurocopa del año que viene.

 

 

POSIBLES ALINEACIONES

ESPAÑA: Kepa; Manquillo, Muniesa, Gómez, Moreno; Deulofeu, Sergi Roberto, Saúl, Muniain; Isco y Munir.

SERBIA: Dmitrovic; Petkovic, Pantic, Petrovic, Veljkovic; Kovacevic, Radoja, Srnic, Kostic, Causic y Pesic.

ÁRBITRO: Felix Zwayer (GER).

ESTADIO: Ramón de Carranza.

HORA: 18.00/Cuatro.

La selección española Sub-21 se enfrenta a Serbia este martes (18.00 horas/Cuatro) en el estadio Ramón de Carranza de Cádiz en busca de sacar el billete para defender su doble título de campeón en la Eurocopa de la categoría del año que viene, advertido por el siempre peligroso empate sin goles que se trajo de Jagodina.

España llega a este encuentro de vuelta del 'play-off' con buenas sensaciones en defensa y con el mal sabor de boca de no haber podido imponer su juego en el estadio Gradski debido al mal estado del césped y también por la tarjeta que les deja sin su goleador de referencia, Álvaro Morata, para la cita de Cádiz.

El delantero de la Juventus, sancionado, será el único ausente del técnico Óscar Celades después de ver una amarilla en el minuto 96 del encuentro de ida ante Serbia en una acción intrascendente en el devenir del partido y después de que nadie le hubiera avisado de que una amonestación le dejaba sin vuelta.

Un segundo choque que se presenta con mucha presión para la actual campeona, con la vitola de favorita, pero que sabe que cualquier gol que pueda encajar le puede dejar fuera frente a un combinado serbio que ya mostró sus armas en la ida y que jugará con la incertidumbre que siempre crea este marcador de inicio, a la espera de que los nervios o las prisas atenacen a su rival.

Serbia ya sabe que España tampoco va a cambiar su guión y que dominará el partido desde la posesión. La baja de Morata es sensible, pero Celades, que no ha llamado a nadie para ocupar su hueco, sabe que tiene recambios de garantías, presumiblemente el del azulgrana Munir El Haddadi, con la opción de su compañero en el FC Barcelona Sandro Ramírez, menos delantero centro que el primero.

Será el único cambio esperado en el once titular de Celades, que espera que un mejor estado del césped sea clave para que sus futbolistas de mayor talento funcionen, en especial la clase e imaginación de Isco Alarcón y la electricidad de Gerard Deulofeu por el costado.

Por otro lado, en defensa, las buenas sensaciones del jueves hacen pensar que Celades tampoco hará cambios en la línea formada por Manquillo, Sergi Gómez, Muniesa y Alberto Moreno ni tampoco en la portería, donde fue novedad la presencia de Kepa Arrizabalaga en lugar de Fernando Pacheco debido al mejor dominio del juego aéreo, una de las armas visitantes, por parte del portero del Bilbao Athletic.

El principal objetivo del combinado español será el de encerrar cuanto antes a los serbios, que se aferrarán a su físico, el contragolpe y el balón parado para meter miedo, y que se esmerarán para evitar cualquier gol tempranero que les haga abrirse más de lo necesario, aunque son sabedores que un tanto les daría un gran porcentaje de poder clasificarse para la República Checa.