La Smart City de Valladolid y Palencia se convierte en asociación para optar a nueva financiación europea

La Diputación de Valladolid se integra en esta estrategia para orientarla hacia el medio rural. 

La iniciativa de Smart City de Valladolid y Palencia se ha convertido este viernes en asociación para optar a financiación en nuevos proyectos dentro del Prgrama Horizonte 2020 de innovación, un objetivo al que se ha sumado la Diputación de Valladolid para orientar esta estrategia hacia el medio rural.

  

Esta asociación está integrada por los ayuntamientos de ambas capitales, al margen de la Diputación y el Ente Regional de la Energía de Castilla y León, así como por las empresa participantes del proyecto Smart City, si bien por razones de operatividad se ha limitado a 13 el número de sociedades fundadoras.

  

Este modelo de colaboración público privada ha llegado a alcanzar los 70 participantes, busca contar con una estructura de funcionamiento "más sólida y dinámica" que permita "reforzar" una imagen de marca que "ya suena con fuerza incluso fuera de España", según ha subrayado el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva.

  

Al grupo inicial de nueve entidades con las que arrancó la iniciativa en 2010 se unen otras nueve en la firma del acta fundacional de la asociación y a ellas se incorporarán progresivamente las demás empresas que formaban parte de la iniciativa.

  

Además, se podrá adherir cualquier otra que en calidad de socios numerarios quieran acceder a las actividades promovidas desde la asociación, tramitando su solicitud a través de la secretaría, que será gestionada por el Centro Tecnológico Cartif.

  

Asimismo, León de la Riva ha avanzado también que, junto con la Diputación de Valladolid, en breves fechas se sumará la de Palencia. El presidente de la primera, Jesús Julio Carnero, ha ensalzado el encaje que los principios de movilidad, medio ambiente o turismo tienen en los planes puestos ya en marcha por su Institución, al tiempo que lo ha justificado con el objetivo de "mejorar la calidad de vida de los ciudadanos".

 

RETENER EL TALENTO

  

Por su parte, el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, ha definido la constitución de la nueva asociación como "un pasito más" enfocado ha "atraer proyectos innovadores" y "retener el talento" dentro de la "zona de influencia" surgida en torno a ambas capitales. "Si no nos movemos, nos quedaremos atrás".

  

En esta línea se ha expresado también su homólogo vallisoletano, quien ha subrayado la "competencia" existente entre las muchas ciudades que aspirarán a albergar estos proyectos y ha asegurado que, a diferencia de la mayoría de ellas, Valladolid y Palencia "no parten de cero".

  

No obstante, ha aclarado que la financiación de esos proyectos "no será un maná para los ayuntamientos", sino que estos fondos serán transferidos a las empresas "para que ellas generen riqueza", al hilo de lo cual ha apostado por impulsar aún más la colaboración público-privada.

  

En el acto de constitución, celebrado este viernes en la sede del Consistorio vallisoletano, han participado representantes de las empresas Acciona, Grupo Lince Asprona SLU, GMV Sistemas, Iberdrola, Telefónica, Repsol Butano, Urbaser, EAM Sistemas Informáticos, 1ª Ingenieros, Telcomedia, Geospatiumlab, Próxima Systems y Aguas de Valladolid.

  

Desde su nacimiento en julio de 2010, la Smart City ha trabajado para encontrar las vías de colaboración adecuadas entre entidades públicas y privadas que permitieran convertir los lugares comunes de las dos capitales en escenarios de proyectos innovadores.

  

El balance en estos tres años refleja una serie de proyectos como el compartido con Palencia para la localización a través del móvil de puntos de recarga de vehículo eléctrico y plazas de discapacitados, o los cinco existentes con financiación directamente europea, con un retorno de 14,5 millones de euros para Valladolid y su alfoz, según ha recordado el primer edil de la capital del Pisuerga.