La siderurgia pide una reforma energética que no la debilite ante la "feroz competencia mundial"

El sector afronta un volumen de demanda similar a comienzos de los años noventa y carga contra el encarecimiento de la emisión de CO2


MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El sector siderúrgico se encuentra "expectante" ante la aprobación de la reforma energética y reclama al Gobierno que las empresas industriales estén "entre los objetivos de los redactores" de la nueva regulación, ya que es necesario impedir que las fábricas "queden atrás ante la feroz competencia internacional", anunció el presidente de Unesid, Gonzalo Urquijo.

Tras la junta anual de la asociación siderúrgica, Urquijo aseguró que la industria española tiene "los precios energéticos más caros de Europa" y lamentó que cada año se repita como un "mantra" este problema, que el Gobierno debe resolver "atendiendo a todos los intereses".

El sector ya se encuentra "desalentado ante el conjunto de medidas parciales" adoptadas en el sector energético, que ha provocado un "empeoramiento de la posición competitiva de la industria" y que ha dificultado su capacidad de "competir a nivel mundial en igual de condiciones", dijo.

Urquijo arremetió además contra la decisión de ayer del Parlamento Europeo encaminada a encarecer los derechos de emisión de CO2. "La política de cambio climático está absolutamente alejada de la realidad y los responsables europeos parecen de otro planeta", afirmó.

"Lejos de reconocer su fracaso, insisten en el empeño", lamentó, antes de advertir de que la siderurgia está "en ascuas" ante la decisión de la Eurocámara de "manipular los mercados de emisión para elevar artificialmente su precios". "De consumarse la medida, supondrá un encarecimiento directo de precios que agravará las condiciones de la industria", añadió.

PRODUCCIÓN Y DEMANDA.

Durante su intervención, el alto directivo de ArcelorMittal también advirtió de que la siderurgia española debe hacer frente a una caída de la demanda del 20% en 2012, que ha situado el consumo aparece en niveles de la primera parte de los años noventa. La producción actual es similar a la de 1997.

"Solo las exportaciones mantienen el tono" del sector, advirtió, después de recordar el efecto negativo sobre la industria asociado al descenso de la inversión pública y a la caída de la actividad de construcción.

En la actualidad, las empresas sufren además dificultades de financiación que "agravan la situación y que suponen un motivo de preocupación adicional", explicó. Además, se encuentran con barreras arancelarias a la exportación a países extracomunitarios que contrastan con "la apertura sin límites del mercado europeo".

La producción de acero bruto cayó un 12% en España en 2012, hasta 13,6 millones de toneladas, mientras que el consumo aparente, tras el retroceso del 20%, se situó en 10,6 millones de toneladas al cierre del pasado ejercicio.

Durante un almuerzo posterior a la junta, Unesid ha entregado su premio periodístico en reconocimiento a los mejores trabajos sobre el reciclaje del acero. Lluis Amengual Llabrés, del Diario de Mallorca, ha recibido el premio por su obra 'La vida eterna de los metales', mientras que el áccesit ha recaído en Álex Fernández Muerza, de Eroski Consumer.