Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La Semana Santa de Peñafiel, mucho más que la Bajada del Ángel

Los peñafielenses viven con intensidad y devoción su semana de Pasión que tiene tres momentos claves: el Encuentro entre el Nazareno y la Soledad, la procesión general y el Domingo de Resurrección.

La bajada del Ángel de Peñafiel, en el Domingo de Resurrección es el momento más emotivo, conocido y reconocido de la Semana Santa de Peñafiel. Pero lejos de circunscribirse solo a esta tradición, la Pasión peñafielense es rica en ritos y costumbres, procesiones y actos litúrgicos.

 

Tribuna de Valladolid ha querido bucear en esta manifestación de la mano de tres personas que conocen bien su Semana Santa. El presidente de la Junta de Cofradías, José María Aguado; el consiliario de la cofradía de la Pasión, el Padre Javier Mínguez, y el presidente de la Cofradía de Jesús Nazareno, Ismael Sobrino, quienes han relatado sus experiencias y vivencias.

 

El silencio, el recogimiento, la emoción y la intensidad con la que viven los más de 2.000 cofrades, hace que la Pasión de Peñafiel sea única. Tres momentos son los más importantes en estos diez días: El encuentro entre el Nazareno y la Soledad el Martes Santo; la procesión General del Viernes Santo, donde desfilan once pasos y, por supuesto, la Bajada del Ángel, el Domingo de Resurrección, declarada Fiesta de interés Turístico Nacional. Una de las tradiciones más arraigadas de esta preciosa villa que vive su Semana Santa con pasión y mucha devoción.