La segunda unidad del Real Madrid ante la ambición del Sevilla por el primer título

Cara a cara de los dos campeones continentales

El Real Madrid, actual campeón de Europa, y el Sevilla, ganador de la Europa League, volverán a pelear este martes (20.45 horas/Antena 3) por conquistar la Supercopa de Europa, primer título oficial de la temporada que ya se jugaron hace dos años.

 

POSIBLES ALINEACIONES

 

REAL MADRID: Casilla; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Modric, Casemiro, Isco; Lucas Vázquez, Morata y James Rodríguez.

 

SEVILLA: Rico; Mariano, Carriço, Rami, Escudero; N'Zonzi, Kranevitter; Vitolo, Konoplyanka, Vázquez, y Vietto.

 

ÁRBITRO: Milorad Mazic (SER).

 

ESTADIO: Lerkendal.

 

HORA: 20.45/Antena 3.

Un escenario un tanto insólito como el estadio Lerkendal, en la localidad noruega de Trondheim, donde las temperaturas serán algo más plácidas que las de otros lugares de Europa, lo que podría favorecer el ritmo competitivo a estas alturas de temporada, acoge el habitual duelo entre los dos campeones continentales de la pasada temporada, repetición de la de 2014 en Cardiff (País de Gales) y que se decantó del lado madridista por 2-0 con doblete de Cristiano Ronaldo.

 

Entonces, el partido se presentaba de una forma más o menos similar que el de ahora. El equipo entrenado por Carlo Ancelotti llegaba con menos rodaje que el que dirigía Unai Emery, pero eso no bastó para que el Real Madrid impusiese su calidad y 'pegada' ante el teórico mayor ritmo que tenían los sevillistas. Lo mismo ocurre ahora, con el campeón de Europa con menos carga de trabajo que el de la Europa League que, por el contrario, aunque en la línea de los últimos años, ha tenido que volver a reinventarse.

 

El conjunto de Zinédine Zidane llega un tanto lastrado en lo que debería ser su once tipo para la temporada que ya se avecina por culpa tanto de las lesiones como de la falta de ritmo de sus jugadores que han estado en la pasada Eurocopa de Francia. De hecho, respecto a la final de Milán ante el Atlético de Madrid, sólo tendrá a cinco titulares, aunque seguramente una cifra parecida presentará Jorge Sampaoli.

 

Además, al once veces campeón de Europa le falta su popular 'BBC'. Cristiano Ronaldo, lesionado en la rodilla en la final de Saint-Denis, no ha podido recuperarse y ni siquiera ha intentado forzar. Gareth Bale, en cambio, ha sido descartado por un Zidane tras incorporarse el fin de semana pasado, en una medida poco 'habitual' y de cara a no correr riesgos, lo mismo que ha sucedido con el alemán Toni Kroos. Karim Benzema ha viajado pese a no haber podido jugar por lesión nada en la pretemporada y su sitio será para Álvaro Morata.

 

El canterano ha vuelto tras dos años en la Juventus y dispuesto a demostrar su calidad. El delantero sabe que quizás no tenga demasiadas oportunidades para estar por delante de la pléyade de estrellas y buscará ser importante, lo mismo que el colombiano James Rodríguez y el malagueño Isco, suplentes en el tramo final de campaña y que apuntan a titulares junto a Lucas Vázquez y con la amenaza de un Marco Asensio que ha brillado en la preparación.

 

Casemiro, todavía sin teórico relevo en su puesto, y Modric serán de la partida, mientras que la defensa es la parte que menos se resiente aunque faltarán dos piezas importantes como el central portugués Pepe, también fuera de la lista, y el portero costarricense Keylor Navas, recuperándose de su operación en el tendón de Aquiles.

 

SAMPAOLI PRESENTA SU SEVILLA

 

Por su parte, el Sevilla también presentará una nueva cara. Triple ganador de la Europa League, es el primer equipo del Viejo Continente en jugar tres veces consecutivas la Supercopa de Europa y buscará acabar con su mala racha de dos derrotas en los dos años anteriores. Al revés frente al Real Madrid se une el encajado en 2015 ante el FC Barcelona, en una espectacular final que perdió en la prórroga por 5-4 tras igualar un 4-1.

 

El equipo hispalense no podrá contar con tres piezas importantes como el centrocampista argentino Éver Banega, que se ha marchado al Inter de Milán, su delantero y goleador, el francés Kevin Gameiro, rumbo al Atlético de Madrid, del que ha llegado su sustituto, el joven Luciano Vietto, y el capitán Coke, rumbo al Schalke 04.

 

Por lesión, no tendrá al danés Michael Krohn-Dehli ni al francés Benoit Trémoulinas, mientras que Sampaoli ha convocado al brasileño Ganso y Gabriel Mercado, pero no parece que ninguno vaya salir de inicio en un once donde las principales dudas residen en quien formará el centro de la defensa.

 

Estos dos últimos son dos de los nueve fichajes que ha hecho el conjunto andaluz, de nuevo cambiando su esqueleto una campaña más, sin olvidar que ha perdido al 'arquitecto' de su trienio de éxitos. Unai Emery aceptó el reto del PSG, pero el club sevillista volvió a dejar clara su rapidez contratando a un técnico de reconocido prestigio.

 

Jorge Sampaoli vuelve al banquillo de un club después de su exitoso paso por la selección chilena donde culminó el trabajo que comenzó Marcelo Bielsa. Chile dio un paso adelante y se convirtió en un auténtico quebradero de cabeza para sus rivales, incluida España en el Mundial de Brasil o la Argentina de Leo Messi, a la que derrotó para proclamarse campeona de la Copa América por primera vez en su historia.

 

El carismático entrenador argentino ya ha dejado claras sus intenciones de cara a esta final, la primera del Sevilla en una semana frenética donde aún le aguarda la pelea por la Supercopa de España contra el FC Barcelona, lo que podría también afectar en las rotaciones. Avalado por su mejor condición física, el campeón de la Europa League será reflejo de la ambición de su técnico e irá a buscar arriba al Real Madrid, para incomodarle en la circulación y no dejarle una salida fácil.

 

Zidane seguramente lo sabrá y de ahí que haya decidido contar con los que mejor están para aguantar ese alto ritmo que se prevé. El campeón de Europa tendrá que buscar soluciones para eludir esa presión asfixiante y aprovechar luego el talento que aún le queda para manejar sus opciones. Tras el discreto inicio de pretemporada ante el PSG, las victorias ante el Chelsea, con un Marcelo en gran forma, y el Bayern recalcaron la mejoría de un equipo que quiere demostrar que está por encima de los nombres.