La salud sexual, la información sanitaria más buscada en Internet

Las mujeres consultan principalmente temas relacionados con las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), mientras, en el caso de los hombres, la hiperplasia benigna de próstata o la eyaculación retrasada son los temas más buscados.

 

Los temas sanitarios que más consultan los españoles en Internet están relacionados con la salud sexual, según revela un estudio de Doctoralia realizado en base a las 30.000 preguntas que han realizado los pacientes a través de un servicio gratuito de consultas 'on line'.

 

Las mujeres consultan principalmente temas relacionados con las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), y más concretamente sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH), así como con la candidiasis vaginal y la gonorrea, ha informado este lunes Doctoralia en un comunicado.

 

En el caso de los hombres, la hiperplasia benigna de próstata --crecimiento no cancerígeno--, la eyaculación retrasada y la enfermedad de La Peyronie --curvatura del pene durante la erección-- son los temas más buscados.

 

Del estudio también se desprende que el perfil del paciente que realiza este tipo de consultas en Internet corresponde al de una persona con una media de 34 años y con estudios superiores.

 

Los pacientes realizan cada vez más búsquedas sobre temas de salud en la red con el objetivo de consultar información útil, recibir asesoramiento y encontrar casos de otros pacientes con problemas similares.

 

"Hoy en día se busca todo tipo de especialistas en Internet, y cada vez más sobre temas que pueden generar pudor, miedo o vergüenza", ha manifestado el cofundador de Doctoralia Frederic Llordachs, que ha destacado que se debe a que la red permite mantener el anonimato y la confidencialidad.

 

CONTACTO DIRECTO

 

Ante el incremento de consultas médicas sobre ETS y salud sexual en Internet, Llordachs ha resaltado la importancia de que los profesionales médicos dispongan de una forma de contacto directo con el paciente que garantice la calidad de la información.

 

A menudo, los pacientes siguen los consejos y los tratamientos que proponen las páginas web y las personas que participan en los foros de salud que, "en la mayor parte de los casos, no están respaldados por un profesional cualificado ni tienen ninguna base científica", lo que supone un gran riesgo para su salud.