La sala de San Benito en Valladolid acoge la obra de algunos de los mejores fotógrafos españoles

Dactilografía de Joan Fontcuberta expuesta en la Sala San Benito. A.MINGUEZA

El hilo conductor de esta muestra abierta hasta el 5 de junio es la repetición creativa como vehículo para alcanzar la diferencia reuniendo en la sala de San Benito de Valladolid obra de algunos de los mejores fotógrafos españoles de las últimas décadas.

Alberto García Alix, Chema Madoz, Manel Armengol, Joan Fontcuberta o Xavier Rivas protagonizan la muestra 'Repetición y diferencia. Tipología en la fotografía española' que, producida por la Fundación Municipal de Cultura de Valladolid, ofrece una visión de algunas de las principales series de cada uno de los autores seleccionados con la colaboración de la Fundación Foto Colectania.

 

De las paredes de la sala de San Benito, que según la comisaria de la muestra, Irene Mendoza, ya es conocida en el circuito nacional por sus propuestas centradas solo en fotografía, cuelgan desde los retratos en blanco y negro de parejas, músicos y bailarinas en la calle de García Alix hasta las 'Dactilografías' de Joan Fontcuberta, que plasma también en blanco y negro manos y gestos nacidos de ellas.

 

Los retratos de mujeres de Xabier Ribas, el canto a las plantas de Manel Armengol, las escenas captadas por Jorge Ribalta en el festival Sónar, los objetos reinterpretados por Madoz, las escenas cotidianas de la vida en una aldea de Lugo en los 70 captadas por Anna Turbau o los desnudos, la soledad y el paisaje captados por Rafael Navarro integran también una muestra a la que Francisco Gómez aporta sus conocidas instantáneas de muros y paredes y Ton Sirera, sus imágenes botánicas nacidas de la abstracción.

 

Sombreros y figuras de porcelana como testimonios del paso del tiempo centran algunas de las obras de Ferrán Freixa, mientras que de Humberto Rivas se pueden contemplar algunas partes inferiores de puertas de bancos y entidades financieras de la 'City' de Londres, acompañadas ocasionalmente por felpudos y verjas.

 

A los personajes del Raval, especialmente mujeres, plasmados por Joan Colom también en blanco y negro se suman las conocidas fotografías de fachadas de edificios de la zona olímpica de Barcelona y las escenas de tribus urbanas captadas por Miguel Trillo, prácticamente el único reducto de color de toda la exposición.

 

Mendoza ha destacado la importancia del concepto de repetición como método de trabajo de los protagonistas de una muestra que no se "conforman" con una imagen única para profundizar en un tema, lo que les lleva a volver al punto donde fueron captadas para poder aportar profundidad a la obra.

 

La narración y la clasificación son, según la comisaria de la muestra, dos de las características de una muestra que profundiza en la repetición creativa para alcanzar la diferencia y que, según la concejal de Cultura, Ana Redondo, itinerará por otras ciudades de España.

 

La selección "espectacular" que puede verse en San Benito, "muy amplia y de gran calidad", muestra todas las perspectivas de una realidad "siempre poliédrica y compleja", según Redondo, quien ha destacado la labor que desde hace 15 años realiza Foto Colectania para atesorar, investigar y analizar la producción fotográfica española y portuguesa.