La ruleta rusa en la que el Valladolid no puede fallar

Manucho se ríe tras una ocasión marrada en el Real Valladolid - Sevilla. BORIS GARCÍA

El conjunto blanquivioleta recibe este sábado al Espanyol (22.00 horas) consciente de que si no consigue los tres puntos tendrá pie y medio en Segunda División.

No queda más opción. Tres puntos, o el descenso. Así se plantea el partido del Real Valladolid ante el Espanyol de este sábado, en el que los de Juan Ignacio Martínez se jugarán el ser o no ser de toda una temporada en noventa minutos. Bien consciente de ello era el entrenador del Pucela este jueves, que por primera vez después de 35 jornadas se atrevió a calificar el choque de ‘final’.

 

Y es que tras ocho meses de competición, en los que el equipo ha dado bastantes más penas que alegrías, el empate –ya no la derrota- sería firmar la sentencia de muerte. A tres puntos de los puestos de salvación, por mucho que se tenga en el horizonte el partido aplazado contra el Madrid, tanto plantilla, como entrenador y afición son conscientes de que es ganar o ganar. No hay más.

 

Es una simple cuestión de fe, en la que por lo menos JIM tendrá a todos los fieles a su disposición, por lo que se pudo ver en el entrenamiento de este viernes. Con la enfermería completamente vacía, no hay excusas de ningún tipo para no romper la racha de tres partidos decepcionantes contra Celta, Osasuna y Valencia, de donde solo se sacaron dos puntos.

 

Si bien es cierto que hay conjura en el vestuario, por desgracia las charlas internas no suman puntos, por lo que el apoyo de la afición para que los jugadores terminen de creérselo será fundamental. La promoción del club, con entradas a cinco euros para cualquier zona del estadio, parece que está moviendo de manera suficiente la maquinaria en este sentido. Cerca de 4.000 entradas vendidas en este sentido, nada mal para la caldera que se espera.

 

No hace falta decir muy alto que el Espanyol tampoco lo pondrá fácil. Si bien los Pericos vienen virtualmente salvados –con 41 puntos deberían estarlo, pese al enfado de Javier Aguirre tras la derrota de la semana pasada ante Almería por 1-2 que le llevó a decir que seguían metidos en la pelea-, en la misma situación visitó el Valladolid al Celta... y sobran las palabras para explicar el resultado.

 

Llegarán con bajas los blanquiazules, eso sí. Stuani fue expulsado la pasada jornada y Competición no atendió las quejas para que le quitaran una de las dos amarillas, mientras que Javi López tampoco cogerá el bus a Valladolid por el mismo motivo, tras un fatal choque en el que los de Aguirre acabaron con nueve jugadores.

 

Con quien sí podrá contar el entrenador mexicano es con Capdevila, Abraham y Lanzarote, todos ellos alta, mientras que Torje se quedará en Barcelona lesionado. A estas alturas de temporada, afortunado puede considerarse JIM de no contar con ningún 'tocado'... si bien Álvaro Rubio y Bergdich no entrarán en la convocatoria por acumulación de amarillas.

 

Así las cosas, en la mano del propio Valladolid está su destino. Temporada y media en Primera División podrían irse por el desagüe de manera definitiva después de las dos horas que transcurrirán entre las diez y las doce de la noche. El año pasado fue bonito, pero ahora queda claro que no hay otra opción que jugar a la ruleta rusa... en la que perder significa morir.

Noticias relacionadas