La rotura de una tubería junto al Puente Mayor inunda el Paseo del Renacimiento

BORIS GARCÍA

El reventón no ha afectado al suministro de los vecinos, pero estos sí pueden notarlo en la presión y la vía ha quedado anegada de barro.

Sorpresa de noche para los vecinos del Paseo del Renacimiento, junto al Puente Mayor. Aquellos que les diera por acercarse al cruce entre el nombrado Paseo y la Rondilla de Santa Teresa a una hora cercana a las 2:30 de la mañana, se encontraría la vía completamente anegada de barro y agua. La razón, la rotura de la tubería de 1.000 milímetros de Poliéster, conocida con el nombre técnico como ‘anillo mil’ por causas todavía desconocidas.

 

En todo caso, la buena noticia es que los vecinos no se han visto afectados en cuanto a suministro se refiere, porque se trata de una tubería que une dos depuradoras y no va directamente a ninguna vivienda. Si acaso, según han informado desde Aguas de Valladolid, podría notarse ligeramente en la presión.

 

“Si tienen grupos de presión no se verán afectados por esto, mientras que los que no dispongan de él podrían tener alguna ligera bajada de presión”, reza el comunicado. En todo caso, sorprende la rotura de esta instalación al tratarse de un tubo que apenas contaba con un año de antigüedad.

 

Durante la mañana de este viernes los operarios han trabajado tanto para limpiar la calle de barro, ya que esta se pasó gran parte de la noche inundada, como para arreglar de nuevo la acera y la cañería, con un llamativo agujero de cerca de tres metros de diámetro en el que se había llegado a hundir hasta un árbol.