La RIET critica las cumbres de 3 horas Rajoy/Passos y la falta de soluciones para la frontera hispanolusa

Responsables de la RIET en su última asamblea general.

Duras críticas de las asociaciones de cooperación transfronteriza España-Portugal contra el planteamiento de las cumbres hispanolusas Rajoy/Passos. Lamentan que los presidentes solo les dediquen tres horas en sus reuniones mientras a las relaciones Francia-España se dedica día y medio.

“no es admisible que una Cumbre hispano portuguesa dure 3 horas, cuando existen en la frontera tantos problemas que afectan a su desarrollo socio económico y que ni siquiera han sido abordados”

 

“han abierto una brecha insalvable con el movimiento asociativo de frontera, el mayor de Europa, porque todavía siguen pensando que las relaciones entre los dos países se circunscriben al Tajo y al Manzanares”

Caras de pocos amigos entre el movimiento de cooperación transfronteriza España-Portugal. En su última asamblea general, la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas, RIET (la unión más representativa de la frontera hispanolusa) ha lamentado la falta de avances en las relaciones entre ambos países y el trato de 'segunda división' que los gobiernos actuales dispensan a las cuestiones de esta frontera. Así lo ha hecho tras elegir a José Couto, Presidente del CEC, “Conselho Empresarial do Centro/CCIC–Câmara de Comércio e Indústria do Centro”, nuevo presidente.

 

La asamblea general de la RIET, celebrada este día 10 de noviembre, ha constatado la pérdida de tiempo y el fracaso que supusieron los resultados de la pasada Cumbre Ibérica, celebrada en Baiona entre los gobiernos de España y Portugal, que apenas duró tres horas. En palabras del Secretario General de la RIET, Xoan Vázquez Mao, “no es admisible que una Cumbre hispano portuguesa dure 3 horas, cuando existen en la frontera tantos problemas que afectan a su desarrollo socio económico y que ni siquiera han sido abordados”. Para el Secretario General, los nuevos responsables de la Comisión Luso Española (dependiente de los ministerios de Asuntos Exteriores de España y de Portugal) “han abierto una brecha insalvable con el movimiento asociativo de frontera, el mayor de Europa, porque todavía siguen pensando que las relaciones entre los dos países se circunscriben al Tajo y al Manzanares”

 

Igualmente, la Asamblea refrendó que la RIET “no va a aceptar que la frontera hispano lusa sea una frontera de segunda división, frente a la frontera hispano francesa cuyas cumbres, duran día y medio y tienen conclusiones políticas de calado”. De hecho, afirman, “ninguno de los acuerdos anunciados por los dos primeros ministros en la Cumbre Ibérica se ha verificado. Ni se ha abierto ninguno de los concursos anunciados para la conexión ferroviaria entre Porto y Vigo, ni se han tomado medidas en lo que se refiere al Camino de Santiago portugués”.

 

Por ello, una de las prioridades del nuevo equipo dirigente de la RIET será reunirse con el nuevo Gobierno de Portugal para intentar redefinir la relación con éste en lo que se refiere a los asuntos de la frontera, después de lo que calificó, el secretario general, como “4 años perdidos”.

 

La RIET es una entidad plenamente representativa de la cooperación y las relaciones transfronterizas entre España y Portugal. Agrupa entidades políticas, a las patronales y las universidades de ambos lados de la frontera, que representan a todo el territorio de la frontera hispano-lusa, que se estima representan a más de 12 millones de habitantes y más de 200.000 empresas en los citados territoriosLa frontera luso-española, que se extiende a lo largo de 1.234 km, entre la desembocadura del Miño y la del Guadiana, es la más estable, antigua, extensa y dinámica de toda la Unión Europea.