La retirada de andamios de cuatro fachadas históricas “desespera” al Ayuntamiento de Valladolid

La calle Dos de mayo cuenta con uno de los cuatro andamios pendientes de ser trasladados al interior. J.P.

Se trata de las del Edificio Lucense y las calles Fray Luis de León, San Martín y Dos de mayo. El concejal de Urbanismo asegura que es “inminente”, pero que “todo son problemas”.

Quizá se haya fijado al pasar por delante del Edificio Lucense, frente a la Plaza de Toros de Valladolid. O por Fray Luis de León. Quizá en la calle Dos de mayo. También podría ser en San Martín. Cuatro fachadas históricas, pero ruinosas, apuntaladas con andamios para evitar males mayores en estructuras que están huecas por dentro. Todas ellas protegidas, por lo que no pueden echarse abajo. Muchos meses han pasado desde que en julio el Ayuntamiento de Valladolid decidiera intercambiar estos aparatos metálicos de sujeción a la parte interior, con el objetivo de cumplir en mejor medida las exigencias de ornato y decoro público. Pero la cosa se está complicando. Y mucho.

 

“No ha habido una sola semana, desde que lo dijimos a principios de julio, que no hayamos estado moviéndolo”, comienza el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, al respecto. Un tema que no duda en tildar de “una auténtica pesadilla, porque todo son problemas”.

 

“Es descompensado el esfuerzo que nos está llevando para poderlo llevar a cabo. Se puede escribir un libro. Hay que pedir varias ofertas, te las traen, están mal, hay que pedirlas, en algún caso más que una fachada son dos y tienen que reunirse los vecinos, se piden ofertas a las empresas...”. Claro, en cada una de estas cuatro hay una intrahistoria detrás que obliga al Ayuntamiento a pelearlo de manera individual, ya sea ofreciéndose a la obra por cuenta propia o incitando a los vecinos a que lo hagan.

 

Eso sí, hay una buena noticia para este tema que se está dilatando en el tiempo. La ejecución de todas ellas “es inminente”. “Pero es que lo es desde hace tiempo. Se va a hacer, estamos encima, pero no me atrevo a poner ninguna fecha”, asegura Saravia.

 

El Ayuntamiento quiere retirar cuanto antes los cuatro andamios. J.P.

 

“En una el propietario está en suspensión de pagos, en otra lo quieren hacer ellos, otra nos piden que lo hagamos nosotros... en fin. Llevamos con ello todas las semanas, no ha habido ningún parón, ni siquiera en agosto, todas las semanas lo vemos”, asegura el concejal de Urbanismo, dispuesto a lo que sea para solucionar un tema que ni de lejos parecía que pudiera volverse tan enrevesado.

 

Y es que a fin de cuentas, como explica Saravia, no se trata de una de las prioridades del área de Urbanismo del Consistorio, pero sin duda se quiere hacer. “Me da mucho coraje porque es un tema puntual, concreto, menor en el sentido de que es lo mismo pero colocado por dentro y nos está llevando un esfuerzo de tiempo que nos quita de hacer otras cosas. Es desproporcionado”, explica con cierta impotencia. “Hay mil temas en la ciudad y si cada uno te lleva este tiempo, al final del año hacemos solo tres cosas”.

 

Para los optimistas, la buena noticia es que estos andamios quedarán camuflados en la parte interior, aunque sin fecha marcada en el calendario. “Nos hemos ofrecido y estábamos decididos a hacerlo nosotros, pero entonces comenzamos y ellos responden que pueden hacerlo más barato. Entonces ya no puedes seguir y queda en tiempo perdido. Al final se va a hacer, pero a un coste de tiempo, esfuerzo y personal que es desproporcionado”, cierra el concejal. Mientras, las cuatro fachadas siguen esperando.