La renovación de las mesas de la Lonja de Salamanca... ¿para cuándo?

(Foto: Chema Díez)

La Diputación de Salamanca elude un cambio a gritos que demandan varias mesas de la Lonja que cuentan con vocales cuya profesionalidad queda en entredicho. La presencia de Javier Iglesias en el Senado puede retrasar este cambio.

La Diputación de Salamanca se hace de rogar y mantiene en 'stand by' la renovación de unas mesas de la Lonja que piden un cambio a gritos. De hecho, y según ha podido saber este diario, algunos diputados indicaron que este hecho iba a producirse, como muy tarde, en el mes de abril, y por el momento no hay indicios de que esto vaya a suceder.

 

Y mucho menos con la presencia de Javier Iglesias en el Senado, desatendiendo uno de los sectores que, según repite por activa y por pasiva, es clave en la economía provincial, pero al que presta muy poca atención, y menos a partir de ahora. De hecho, sus obligaciones en la capital de España pueden dilatar la renovación de unas mesas que urge revisar por el mal funcionamiento de algunas de ellas, estando la de ovino en el punto de mira.

 

No en vano, el sector comprador y parte del ganadero necesita una renovación total para eliminar vicios adquiridos y continuas faltas de respeto y de la realidad del sector que el presidente, Jesús María Ortiz, no puede frenar. Así, el cambio de vocales en esta mesa es primordial, con el fin de evitar dar espectáculos de manera continuada, falseando la realidad del sector y, en muchos casos, levantando el tono del debate como hace en muchas ocasiones el vocal Julián Torres.

 

CRÍTICAS HACIA LOS NOMBRAMIENTOS

 

Los posibles cambios de las mesas también generan críticas entre los profesionales, ya que una parte mayoritaria de los mismos son nombrados 'a dedo' por la propia Diputación (el resto pertenece a las OPA) y, en muchas ocasiones, su defensa del sector está supeditada a no llevarle la contraria al que le ha nombrado, desvirtuando en cierto modo la libertad de expresión.

 

Muchos profesionales de la Lonja Provincial buscan a través de su puesto como vocales, 'entrar por el aro' en la Diputación. Pero, mientras Javier Iglesias no se interese por el funcionamiento de las mesas, los cambios brillarán por su ausencia.