La remolacha, 'estrella' de nuevo en Salamanca con un incremento en la producción del 64%

Los datos de la Junta de Castilla y León reflejan que los agricultores de la provincia de Salamanca cerraron 2014 con un 26% más de superficie sembrada, recuperando un sector que vuelve a ser rentable.

Los agricultores de la provincia de Salamanca han recuperado para la causa al sector de la remolacha, 'estrella' tiempo atrás pero que ha pasado los últimos años en el ostracismo por su escasa rentabilidad y por los problemas en el retraso de las ayudas y la implicación de la industria.

 

No en vano, desde hace dos ejercicios, el cultivo se está recuperando y los agricultores se decantan por él por su rentabilidad y porque tienen el cobro asegurado por parte de la administración y de la industria, algo que antes no ocurría.

 

Consejería de Agricultura

 

De hecho, en el ejercicio 2013 aumentó la superficie dedicada a remolacha en un del 13,6%, siendo los crecimientos registrados en las provincias de Zamora (36,8%) y Salamanca (25,9%) los más significativos, según revela el informe sobre la situación económica en Castilla y León.

 

La superficie dedicada al cultivo de cereales en el año 2014 en Castilla y León se incrementó ligeramente, un 0,78% respecto al año anterior, con una reducción de 26.395 hectáreas (-2,9%) en la destinada a la cebada y un aumento de 65.946 hectáreas (+8%) para el trigo.

 

Consejería de Agricultura

 

En cuanto al maíz, ésta disminuyó un 2,9% respecto al año anterior cortando la tendencia creciente de los últimos años. Por otra parte, continuó el decrecimiento en la superficie destinada al cultivo de avena y aumentó la de la patata un 2%.

 

Así, en el análisis de los datos en la comunidad, se observa una cierta estabilidad en la superficie cultivada de cereales en el periodo 1990-2014 y una gran volatilidad, por el contrario, en las producciones obtenidas en los 25 años considerados si bien hay una tendencia creciente en las producciones por mejora de los rendimientos y una tendencia ligera a la baja en la superficie cultivada.

 

De hecho, en el último año la producción de cereales disminuyó considerablemente respecto al año anterior, un 24,2%, pasando de unos rendimientos por hectárea de 4,3 toneladas en el año 2013 a 3,2 toneladas en el año 2014.

 

De los productos industriales, la remolacha incrementó su producción en un 37% tras los descensos del año anterior (-16,6% en superficie y -20,1% en producción) debido por una parte, como se ha comentado, al aumento de la superficie sembrada, y por otra, a los buenos rendimientos obtenidos, habiéndose alcanzado tasas de crecimiento hasta del 64,6% en la provincia de Salamanca, del 57,6% en Palencia o del 50,7% en Zamora. En el lado opuesto, se redujo la producción de girasol un 19,8%. Por su parte, la producción de patata tuvo buenos resultados, con un aumento del 11,4%, al igual que el viñedo (9,2%).