La relajación de la prima de riesgo y la buena subasta del Tesoro impulsan al Ibex un 3,26%

Bolsa de Madrid Ibex
El Ibex 35 ha vivido este martes una jornada de euforia que le ha permitido cerrar la sesión con un repunte del 3,26%, lo que le ha llevado a situarse cerca de la cota psicológica de los 8.300 enteros (8.289). La prima de riesgo se situaba en 303,3 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a 10 años en el 4,297%.



MADRID, 23 (EUROPA PRESS)



La fiesta bursátil se ha trasladado a las principales plazas europeas, que se han llenado de optimismo. París ha ganado un 3,48%, Francfort un 2,41% y Londres un 1,95%.

A esta buena racha ha contribuido el acuerdo político alcanzado en Italia y los rumores sobre una posible bajada de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE). En el caso español, el parqué madrileño se ha visto animado por el descenso de la prima de riesgo y el buen resultado obtenido por el Tesoro en su subasta de letras, en la que ha conseguido el menor interés de la serie histórica en la emisión a corto plazo.

Tan solo dos valores del Ibex han llegado al final del día en rojo: Sacyr, que ha caído un 0,84%, y Acerinox (-0,13%). En el lado opuesto se ha situado FCC, que ha ganado un 8,17%, seguido de Banco Popular (+7,36%), IAG (+5,51%), Banco Sabadell (+5,49%) y Santander (+5,16%).

Salvo Endesa, que ha cerrado prácticamente plana (+0,3%), los 'pesos pesados' del selectivo han conseguido subidas superiores al 1,5%, liderados por Santander, BBVA (+4,83%), Iberdrola (+2,66%), Inditex (+2,63%) y Repsol (+1,67%).

EUFORIA BURSÁTIL

El analista de XTB Daniel Álvarez ha explicado a Europa Press que uno de los motivos por los que el Ibex ha vivido un día de euforia ha sido la caída de los diferenciales que España paga por acceder a los mercados de crédito.

"La relajación de la prima de riesgo es todo un apoyo para los movimientos alcistas del Ibex, ya que la renta variable española está, ahora más que nunca, supeditada a los vaivenes de la renta fija. Mantenernos por debajo de la resistencia del 4,70% en el bono a 10 años es una garantía de tranquilidad, y parece que el mercado va a buscar soporte en el 4%, próximo desafío en esta escalada de optimismo", ha indicado.

Este experto considera que la razón de la bajada del rendimiento del bono a 10 años se encuentra en Bruselas, porque "da la impresión de que la política económica europea podría cambiar de tono, con medidas de estímulo monetarias vía bajada de tipos por el Banco Central Europeo (BCE) y con más prórroga a España para cumplir con sus objetivos de déficit, lo cual suaviza bastante el efecto que las medidas de austeridad tienen a corto plazo en el crecimiento".

Además, entiende que a esta situación también han contribuido las medidas expansivas tomadas desde Estados Unidos y desde Japón, que están inundando a los mercados de liquidez, "generando una oleada de compras en los mercados que, de momento, solo tienen carácter especulativo". "Aún no hay una mejora en la economía real suficientemente sólida como para hablar de movimientos estructurales", ha advertido.