La reina Letizia, fan de la nutrición basada en la genética

La reina Letizia comenzaba la semana cumpliendo con su agenda oficial en solitario. Presidía el Seminario sobre Nutrigenómica, en calidad de Embajadora Especial de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura para la Nutrición.

La  Reina acudía al Seminario sobre Nutrigenómica celebrado en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid, para ampliar sus conocimientos sobre nutrición y prevenir las enfermedades más comunes en el adulto y conocer más sobre el efecto de los nutrientes sobre el genoma y el proteoma.

 

Seguidora de la famosa dieta Perricone, siempre ha estado muy pendiente de la alimentación y las primeras que lo saben son sus hijas la princesa Leonor y la infanta Sofía. De hecho, la hija mayor de los monarcas recordaba un día que mamá les hacía comer brócoli o aquella en la que Leonor comentaba siendo muy pequeña a su hermana: "Sofía, tienes que comer verduras, que tienen antioxidantes".

 

Esta no es la primera intervención de la Reina asturiana en temas de alimentación ya que desde junio es Embajadora para la Nutrición de la FAO, se centra ahora en nuevos métodos de ayuda y sobre todo, de concienciación para evitar que las enfermedades relacionadas con la nutrición crezcan en nuestro país.

 

La mujer de Felipe VI también ha hablado de temas de nutrición con la primera dama de Estados Unidos en su reciente encuentro en la Casa Blanca donde ambas son grandes aficionadas a los huertos ecológicos. 

 

La reunión de ayer era de lo más interesante puesto que los estudios se centran en una alimentación más personalizada y en como pueden servir para curar o afrontar enfermedades tanto metabólicas como de otro calibre, en como infuluyen tu alimentación en relación a tus genomas, dejando de lado que una misma dieta vale para todo el mundo, porque lo que te repercute a ti no le repercute a otro.  

 

Pero no solo las investigaciones del genoma ayudan en la alimentación, los estudios también valen para las cremas donde los laboratorios apuestan por crear cremas personalizadas de acorde a tu tipo de piel, estado y genética.