La Reina Letizia elige un look sobrio sin ornamentos para la proclamación de Felipe VI

La Reina Letizia ha optado por un look austero y sin ornamentos para la proclamación de su marido, Felipe VI como rey. 

Una indumentaria sobria, con el pelo liso, sin tiara y un vestido corto y abrigo de verano de Felipe Varela en el que como única decoración llevaba un cuello de cristales de colores. En su atuendo sí ha querido destacar el lazo de la gran Cruz de Carlos III, a modo de discreto broche.
 

El abrigo y vestido de la Reina está confeccionado en tela de crepe, en blanco roto con bordado en el cuello "degradé" en cristales rubí, amatista, ámbar y rosa talco, con microperlas crema. La cartera de ante arena la firma también Varela y los zapatos son de la firma alicantina Magrit, según informan desde la casa del modisto de cabecera de Doña Letizia.

Leonor y Sofía lucían vestidos iguales de brocado, aunque de distinto color. La Princesa de Asturias, de Girona y Viana de color rosa pálido y la infanta Sofía en verde agua. Los modelos de las pequeñas, que llevaban el pelo suelto, eran de talle alto, lazo a la cintura, manga francesa y falda tableada de vuelo.

La Reina doña Sofía ha optado por un sencillo y elegante vestido de un suave color amarillo y un impresionante collar de perlas, mientras que Elena de Borbón ha elegido para la proclamación de su hermano por un dos piezas con falda corta en color crudo y el pelo recogido.