Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La región es la segunda de España con mayor incremento de paro, con 10.000 personas más

Oficina del ECYL en la Plaza del Poniente./ BORIS GARCÍA

La cifra de ciudadanos sin trabajo se elevó hasta las 250.800 personas.

El número de parados en Castilla y León aumentó en 10.000 personas a lo largo del año 2013 (un 4,17 por ciento, frente a un descenso del 1,16 por ciento a nivel nacional) lo que sitúa el total de desempleados de la Comunidad en 250.800 y supone una tasa de paro del 22,03 por ciento sobre la población activa (4 puntos por debajo de la media nacional, que fue del 26,03 por ciento), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

  

Además, en comparación con el trimestre anterior la evolución del paro en Castilla y León aumentó un 3,71 por ciento (9.000 parados más), cuando en España el desempleo bajó un 0,14 por ciento en el cuarto trimestre (8.400 parados menos).

  

Estos datos sitúan a Castilla y León como la segunda autonomía con mayor incremento del desempleo en términos absolutos e interanuales, tras la Comunidad de Madrid que sumó 25.600 parados más, y como la tercera con mayor incremento porcentual, tras La Rioja (9,76 por ciento) y Aragón (6,83 por ciento), a lo que hay que añadir que el porcentaje bajó en nueve comunidades.

  

En cuanto a la población activa, Castilla y León registró un descenso en el cuatro trimestre de 2013 de un 1,44 por ciento (16.600 activos menos) mientras que la variación interanual fue del -1,86 por ciento (21.600 activos menos). En España la población activa cayó un 0,32 por ciento respecto al trimestre anterior y un 1,17 por ciento a nivel interanual.

  

Así, en el cuarto trimestre de 2013 la población activa de Castilla y León se situó en 1.138.300 personas, lo que situó la tasa de actividad en el 54,64 por ciento (59,43 por ciento a nivel nacional). De los activos, 887.500 están ocupados, lo que representa un descenso en el cuarto trimestre de 2013 de 25.500 personas, es decir, un 2,80 por ciento menos (-0,39 por ciento a nivel nacional).

  

Se trata, de hecho, del segundo mayor descenso de la población activa en términos absolutos, tras Baleares, que perdió 61.900 ocupados.

  

Respecto al mismo trimestre del año anterior se produjo un descenso en la población ocupada del 3,44 ciento (31.600 ocupados menos), frente a la evolución interanual también negativa del 1,17 por ciento de la media nacional. En este caso, la evolución regional representa el tercer mayor descenso en términos porcentuales, tras Aragón (-6,05por ciento) y Galicia (-3,77 por ciento).

  

Por sexos, la tasa de actividad entre los hombres se situó en el 61,26 por ciento (65,90 por ciento a nivel nacional), con 496.500 varones ocupados y 129.600 en paro (la tasa de desempleo para este colectivo es del 20,70 por ciento frente al 25,31 del resto de la nación).

  

Entre las mujeres la tasa de actividad en Castilla y León se situó en el 48,26 por ciento (53,31 por ciento en España), con 391.000 mujeres ocupadas y 121.200 en paro (la tasa de desempleo fue del 23,67 por ciento frente al 26,87 por ciento de España).