La RAE recomienda utilizar la expresión defensora del pueblo

El director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, ha entregado este jueves a Soledad Becerril, en una reunión celebrada en la sede de la RAE, el informe solicitado por la oficina del Defensor del Pueblo sobre el uso de la firma del titular de este cargo cuando lo ocupa una mujer, como sucede en la actualidad.
MADRID, 07 (EUROPA PRESS)



La conclusión es que para designar a la institución debe mantenerse la denominación Defensor del Pueblo, precedida o no del sustantivo genérico, mientras que para hacer referencia al cargo debe establecerse la concordancia de persona en función del sexo del referente. Por tanto, en el caso actual, los escritos oficiales deben utilizar la expresión defensora del pueblo.

La RAE explica que la expresión defensor del pueblo designa en España tanto a una institución como a un cargo y a la persona que lo desempeña. En las referencias a la institución, dicha expresión tiene como género gramatical el masculino, y demás debe escribirse con mayúsculas, como cualquier otro organismo.

Para designar el cargo se usa el masculino como genérico, pero en referencia a la persona concreta que desempeña el cargo, deberá emplearse, sin embargo, el masculino defensor o el femenino defensora según sea el sexo del referente.

Según la RAE, aunque en español es más habitual acudir a la formación de derivados para distinguir la institución de la persona que la dirige o forma parte de ella, este tipo de polisemia, fruto de un proceso metonímico, no es extraña en nuestra lengua, y está presente en sustantivos como policía o guardia.

En algunos países americanos la solución mayoritaria de distinguir el sustantivo que designa persona o cargo del que designa institución se documenta también en esta expresión, distinguiendo entre defensor del pueblo y Defensoría del Pueblo. Esta última opción responde a las reglas de formación de palabras del castellano, por lo que no cabe censurar su empleo, aunque su uso es inédito en España.