La provincia segoviana mantiene la alarma por la crecida de caudales

La provincia de Segovia continúa en alerta por la crecida de caudales, según los datos facilitados a las 18.00 horas por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).




SEGOVIA, 1 (EUROPA PRESS)



Aunque la situación se ha estabilizado, mantienen la alarma el río Duratón, en Burgomillodo y Las Vencías, y el río Riaza, en Linares del Arroyo.

La información de la CHD a las 17.50 horas en la estación de aforo de salida del embalse de Las Vencías recoge un caudal de 40,14 metros cúbicos por segundo. En el caso del embalse de Linares, se registran 36,48 metros cúbicos por segundo, mientras que en el del Duratón la tendencia es "bajando" y en el del Riaza ésta es "estable".

En Segovia, el caudal de desembalse del Pontón Alto es de 18,28 metros cúbicos por segundo. El río Eresma a su paso por la ciudad se encuentra también en situación de alarma pero estable, con un caudal de 39,90 metros cúbicos por segundo.

La Diputación Provincial ha informado por su parte de que permanece cortada la vía entre el cruce de la carretera de Añe a Carbonero de Ahusín. Se han reabierto al tráfico la carretera SG-V-3122 en Hontanares de Eresma y la SG-P-2131 en el tramo de Laguna de Contreras.

En cuanto a las vías de titularidad autonómica, no existe ningún tramo afectado a esta hora, pero el dispositivo de vialidad de la Junta de Castilla y León recomienda circular con precaución ante la posibilidad de que continúen las precipitaciones y puedan volver a formarse balsas de agua.

En estos momentos todas las incidencias están siendo solucionadas aunque se mantiene la alerta por si volvieran a registrarse más incidentes ya que los caudales siguen altos, según informan fuentes de la Delegación Territorial en Segovia.

La Agencia de Protección Civil informa de que hasta la jornada del jueves existirá probabilidad alta de chubascos débiles, localmente moderados, que podrán ir acompañados de tormentas en zonas puntuales.