La provincia de Valladolid, lista para los 120.000 desplazamientos del puente del 1 de mayo

Los atascos en la A-62, un clásico de los puentes en Valladolid. TRIBUNA

La DGT realiza un dispositivo que durará desde las 15.00 horas de este viernes hasta la noche del lunes, con hasta 1.140 agentes en toda Castilla y León.

La Dirección General de Tráfico (DGT) espera que se produzcan 760.000 desplazamientos en las carreteras de Castilla y León durante el puente del 1 de mayo, en el que se prevén 4,9 millones de desplazamientos en todo el país.

 

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla y León, en esta Comunidad, donde el 2 de mayo será festivo junto con otras seis autonomías, 1.140 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil participan en el dispositivo en el que se vigilarán los principales factores de riesgo como son velocidad, alcohol o drogas, distracciones y cinturón de seguridad.

 

Así, desde las 15.00 horas de este viernes, 29 de abril, y hasta las 24.00 horas del lunes 2 de mayo, la Dirección General de Tráfico pone en marcha un dispositivo especial para regular, vigilar y dar seguridad a los 4,9 millones de desplazamientos previstos por carretera en España, un dos por ciento más de los movimientos que se produjeron el año pasado.

 

Por provincias de Castilla y León los desplazamientos previstos en esta operación especial son, en la provincia de Ávila, 85.000; en Burgos, 105.000; en Palencia, 90.000; en Salamanca, 75.000; en Salamanca, 75.000; en Segovia, 100.000; en Soria, 50.000; en Valladolid, 120.000, y en la provincia de Zamora, 60.000 desplazamientos.

 

Este año, la festividad del día del trabajador cae en domingo, motivo por el cual las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León y Extremadura trasladan dicha celebración al lunes 2 de mayo. En la Comunidad de Madrid también es festivo el lunes debido a la celebración del día de su comunidad.

 

Los principales desplazamientos se realizarán a zonas turísticas de costa y litoral, principalmente Andalucía y Levante, a zonas turísticas de montaña para la práctica de deportes, camping y acampadas y a segundas residencias.