Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La protectora Scooby de Valladolid pide ayuda para un perro ciego de doce años

Fitipaldo sufre una enfermedad degenerativa que ha terminado por dejarle ciego. SCOOBY

Fitipaldo, con una enfermedad degenerativa, es “muy dulce y amable”, aunque “demasiado viejo para permanecer en un refugio durante el invierno”, aseguran.

Su nombre ha revolucionado las redes sociales de Valladolid, sobre todo la de aquellos más amantes de los animales. Fitipaldo sonó con fuerza en el Facebook de mucha gente este pasado jueves, cuando la protectora de animales Scooby, con su sede principal en Medina del Campo, en Valladolid, compartió a través de internet un mensaje tan claro como conciso. En él se decía que el perro, de doce años, “es muy dulce y amable con la gente”, aunque “demasiado viejo para permanecer en un refugio para el invierno”.

 

Hay quien podría pensar a partir del escrito que se trataba de un pobre animal más abandonado a su suerte, uno entre cientos o miles, pero no es así; Fitipaldo es ciego, tal y como atestiguaban las fotografías con las que la Asociación acompañaba la llamada de auxilio. En ellas se veía al can en la propia perrera, en buen estado físico aparente, pero con clara necesidad de un hogar y de quien pueda prestarle cariño.

 

“Es un perro que se usaba para cazar, se quedó ciego y el dueño ya no le quería”, asegura Pablo, desde Scooby, sobre el perro de raza braco. “Ha llegado hace unos pocos días y parece ser que es por una enfermedad degenerativa. Con los años que tiene ha sido paulatino hasta alcanzar el nivel de ceguera que tiene, que no debe ser total pero casi”.

 

Scooby pide ayuda para Fitipaldo, perro ciego de doce años. SCOOBY

 

Como suele ocurrir en estos casos, las diferentes reacciones no se hicieron esperar. De hecho, de los comentarios que se pueden leer en la publicación en la red social muchos de ellos se han escrito hasta en inglés. Scooby trabaja a nivel global y son muchas las personas de este grupo de casi 7.500 integrantes que se encuentran lejos de las fronteras de España.

 

“De hecho, cerca de un 80% de las adopciones que recibimos son de fuera de España”, confiesa Pablo, que en todo caso incide en que “la concienciación va mejorando” en nuestro país “poco a poco” y que la gente cada vez adopta más. “Francia, Italia, Portugal, Suiza, Reino Unido... y no solo eso, también van a Canadá y Estados Unidos”.

 

FITIPALDO, LA “HERRAMIENTA”

 

Pero volviendo al caso de Fitipaldo, por desgracia se trata de un caso más en cuanto pasan los años y el animal pierde capacidades físicas. “Es una situación de una persona, su dueño, que le quería mucho, que decía que era muy bonito, pero que como era ciego...”, asegura con pesadumbre Pablo. “Nos dijo que le gustaba llevarle suelto con él, pero que ahora que no ve, ya no le puede llevar porque se desorienta y se escapa”.

 

Más allá de este caso concreto, hay otros que “los usan como herramientas”, como sucede estos días con las carreras de galgos que tienen lugar en diferentes puntos de Castilla y León, para después deshacerse de ellos. Con Fitipaldo, al tratarse de un perro de caza, el contexto no es muy diferente. Y por eso, al igual que con cientos de animales, Scooby busca un hogar para él.

Noticias relacionadas