La prórroga condena de nuevo al BSR Valladolid ante el Bilbao (71-60)

TRIBUNA

A pesar de que los vallisoletanos salieron concentrados y mantuvieron la tensión, muy pronto se hizo notar la presencia de Turek en la cancha.

Bidaideak Bilbao – Ent. Domingo Gil

Turek (32), Díaz (20), Diallo (4), De Ángel (2), Mouriz (6) –cinco inicial- Mendiluce (0), Viso (0), García (5), Centeno (2)

 

Fundación Grupo Norte – Ent. José Antonio De Castro

Soria (4), Pérez (0), Dor Onn (19), Prieto (19), Jasso (2) –cinco inicial- Ortega (1), López (9), Bártolo (0), Robles (6)

 

POLIDEPORTIVO: Pabellón Txurdinaga, Bilbao

 

EXPULSADO: Ortega y Jasso, del Fundación Grupo Norte y Diallo, del Bilbao.

 

ÁRBITROS: De la Piedad, Piñol y Cubero

 

INCIDENCIAS: Tercer encuentro de la fase de grupos de División de Honor

El BSR Valladolid cayó derrotado en Bilbao, de nuevo en la prórroga, que los vallisoletanos forzaron tras remontar en el marcador en el último cuarto y finalizar con empate a 54, y en la que los vascos no realizaron ninguna concesión, con Turek y Díaz intratables en la pintura y en los lanzamientos, lo que les permitió dejar la victoria en su casa.

 

A pesar de que los vallisoletanos salieron concentrados y mantuvieron la tensión, muy pronto se hizo notar la presencia de Turek en la cancha, un jugador totalmente determinante que no perdonó en los lanzamientos, mientras que el Fundación Grupo Norte, tal y como le sucedió en el anterior encuentro ante Getafe, cometía demasiados errores en los tiros a canasta. Ello hizo que se llegara al final del primer cuarto con un marcador de 14-8 favorable a los vascos.

 

Ya en el siguiente, el cuadro vallisoletano mejoró sus prestaciones de manera inicial, y fueron recortando distancias (22-19), pero entonces Domingo Gil solicitó un tiempo muerto que fue tremendamente efectivo, ya que el Bilbao reaccionó y recuperó sus señas de identidad, con un potente juego interior y la calidad de jugadores como Díaz o Turek, para llegar al descanso con una renta de nueve puntos (28-19).

 

Tras la reanudación, los vallisoletanos se pusieron las pilas y mejoraron su defensa, cerrando las opciones de los tiradores locales, a lo que se añadió un mejor porcentaje de tiro, con Prieto y López comandando esta faceta y una mayor fluidez en la circulación del balón, que sorprendió a los de Domingo Gil y dejó el electrónico en un abierto 40-35, a falta del último cuarto.

 

Un último tiempo en el que los vallisoletanos salieron a darlo todo, en el que presionaron más en su zona y controlaron más las pérdidas y los errores en los lanzamientos, lo que les hizo seguir recortando distancias para llegar al final del tiempo regular con un empate a 54, que forzaba la prórroga.

 

Pero en la prolongación los vascos retomaron su mejor versión, mientras que los vallisoletanos pagaron el ir a remolque durante todo el partido y se dejaron llevar por el ritmo de juego impuesto por el Bilbao, con Turek como figura protagonista, pero sin olvidar el trabajo de Díaz en la pintura o la visión de juego de Centeno y Mendiluce.

 

Así, los vascos adquirieron confianza para terminar ganando por once puntos (71-60), una renta demasiado holgada si se tiene en cuenta la progresión del Fundación Grupo Norte en los últimos compases del encuentro que, sin embargo, no llegó hasta la prórroga, con lo que ya son dos las derrotas cosechadas ante rivales directos, en una liga que se presenta muy igualada y en la que cada punto en juego cuenta.