La primera semana de abril comienza con lluvias, aunque habrá tregua para los paraguas el fin de semana

El mes de abril ha comenzado con chubascos débiles o localmente moderados que a partir de este miércoles serán generalizados por la llegada de un nuevo frente atlántico, aunque las precipitaciones remitirán a partir del viernes en la mitad noroccidental y comenzará a llover en el sureste, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).



MADRID, 2 (EUROPA PRESS)



Así, el portavoz de la AEMET, Alejandro Lomas, ha señalado a Europa Press que los problemas ocasionados por la persistencia de las lluvias más que por su intensidad irán cesando en la vertiente atlántica, donde este martes cesarán las lluvias.

Sin embargo, este miércoles entrará un nuevo frente por el suroeste y durante ese día y el jueves barrerá la península, sobre toda la vertiente atlántica y dejará precipitaciones especialmente en Andalucía y Extremadura. Las lluvias también serán generalizadas en Castilla-La Mancha y Castilla y León y serán más débiles y menos probables cuanto más al norte y en Levante.

El jueves, las precipitaciones se mantendrán sobre todo en el extremo norte y en el extremo sur, mientras que a primera hora del viernes lloverá en Andalucía oriental.

De este modo, el portavoz de la AEMET ha adelantado que "parece que hay una tendencia a que deje de llover en la mitad norte debido a que la masa de aire girará de componente oeste a componente norte. Por ello, ha indicado que el sábado únicamente se esperan lluvias en el Cantábrico y el domingo, "probablemente en ningún sitio, salvo en Baleares al principio del día.

"Se rompe la tendencia de frentes del oeste, de origen atlántico y húmedo", ha manifestado, aunque ha añadido que esta disminución de las lluvias dará lugar a un descenso de las temperaturas, así como de la cota de nieve, ya que podría nevar en la zona del Cantábrico aunque con cantidades poco importantes.

Asimismo, se prevé alguna helada nocturna de carácter débil en el interior de la mitad norte, mientras que las temperaturas en la mitad sur serán "agradables". Concretamente, el descenso, que será progresivo, comenzará a partir del jueves y bajarán sobre todo en la mitad norte, para extenderse el fin de semana a toda la Península y Baleares.

En este contexto, la AEMET ha activado avisos de nivel amarillo (riesgo) por viento en Tarragona, Castellón y Valencia y por fenómenos costeros en Menorca, La Coruña y Pontevedra.