La primera borrasca del otoño llegará el jueves por la tarde con un cambio "significativo" en la Península y en Canarias

La primera borrasca del otoño llegará en la segunda mitad de esta semana y comenzará el jueves a últimas horas con un cambio de tiempo "significativo" en la mayor parte del área de la Península y en Canarias.

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)



Así, según ha informado la AEMET, en estas zonas se pasará de una situación veraniega, con cielos poco nubosos y temperaturas altas propias del verano a un tiempo típicamente otoñal, con abundantes precipitaciones, descenso notable de las temperaturas y vientos moderados.

En estos momentos, la borrasca está en el centro del Atlántico norte y se acerca lentamente hacia las costas de Europa occidental y enviando unas bandas nubosas que ya afectan al extremo oeste peninsular.

El jueves por la tarde, esta borrasca se situará frente a Galicia y Portugal y estará asociado un sistema frontal muy activo. La borrasca y sus frentes asociados se desplazarán hacia el noreste peninsular desde primera horas del viernes hasta primeras horas del domingo, con lluvias y chubascos moderados en los dos tercios más occidentales de la Península, que podrán ir acompañados de tormentas, que llegarán a ser fuertes y persistentes en el cuadrante noroeste y en el área del Estrecho.

Además, el extremo del frente frío afectará también a Canarias durante el viernes y el sábado, mientras que Baleares y el extremo oriental peninsular apenas estarán afectados.

Según la AEMET, una vez que pase la borrasca se producirá un descenso notable de las temperaturas de entre 8 y 10 grados centígrados, excepto en el litoral mediterráneo, donde permanecerán "casi" sin cambios, igual que en los dos archipiélagos.

En cuanto a los vientos, en general no pasarán de ser moderados, sin embargo, es posible que lleguen a ser fuertes en zonas altas de la mitad occidental y en las costas atlánticas de Galicia.

Finalmente, aunque el domingo por la tarde habrán cesado probablemente los efectos de la borrasca, la AEMET ve como "muy posible" que un nuevo sistema de bajas presiones, con frentes activos asociados afecte a la península a partir del próximo lunes.