La potenciación de la bici en Valladolid, uno de los platos fuertes de Óscar Puente

Varias bicicletas del servicio municipal de alquiler en Valladolid. TRIBUNA

El socialista, que será investido alcalde el 13 de junio, tiene marcado en su programa cuatro puntos destacados para mejorar la movilidad del vehículo de dos ruedas.

“Como usuario habitual de la bicicleta, conozco bastante bien muchos detalles de este vehículo y sé unos cuantos puntos que podrían mejorarse en Valladolid”. Las palabras de Óscar Puente, quien será alcalde de la ciudad a partir del 13 de junio, no pudieron sonar más claras el día de la presentación de su programa, a apenas unas jornadas de las elecciones del pasado 24 de mayo. Y es que la apuesta es clara. El líder del PSOE tiene entre ceja y ceja la mejora de este método de movilidad, y su intención pasa por un lavado de cara total.

 

Así, no hay más que echar un vistazo al propio programa socialista, un batiburrillo de 322 puntos de todas las categorías y campos, para encontrar un pequeño espacio dedicado a estos velocípedos que cada día toman más protagonismo en Valladolid. Nada menos que cuatro de estos 322 epígrafes.

 

¿Y de qué hablan exactamente? Número 1 –o más bien, punto 196 del programa-, “ampliación y mejora de la red de carriles bici”. “Han de tener más continuidad y garantizar mayor seguridad para ser útiles, han de dar respuesta a las necesidades de quienes viven más alejados del centro y proyectarse a los municipios de área metropolitana”. Una promesa fundamental, teniendo en cuenta que actualmente hay algo más de 70 kilómetros, si se quiere dar un impulso a la bicicleta. Pero sigamos.

 

Punto 197, “ampliación del servicio de préstamo de bicicletas”. Bien es sabido que el Ayuntamiento apostó por un nuevo sistema hace ya algo más de dos años que va ganando importancia al mismo ritmo que continúa dando fallos, pero la cuestión es que la ciudadanía le da uso. Cabe recordar que en la actualidad existen 31 estaciones de bicicleta del servicio Vallabici, repartidas por todo Valladolid.

 

“Primero en la ciudad, a polígonos industriales y nuevas zonas”, asegura el programa, antes de destacar la posibilidad de que también “haya puntos de préstamo” en municipios cercanos y asegurar que “se estudiará el ajuste de tarifas”, actualmente de 25 euros anuales para todos los usuarios de bicicletas municipales.

 

INNOVACIÓN Y ATENCIÓN

 

¿Y los dos siguientes puntos? 198, “variedad de bicicletas”. Y esta sí que es novedad. “Inclusión en la oferta de bicicletas eléctricas, así como para infantiles y con dispositivos adaptados”. De lo que sobra decir que el Ayuntamiento, con el PSOE a la cabeza, tendría que invertir otra cantidad extra de dinero.

 

Y la última, punto 199 que también viene con dosis de invento; “atención al ciclista”. “Quienes usen el servicio de préstamo tendrán un papel fundamental en su evolución. Se aprovechará la web municipal y se explotarán las posibilidades que ofrece Twitter con un perfil activo”. Vamos, que sean los propios protagonistas quienes puedan ir dando ideas para mejorar el uso de la bicicleta, una participación más directa y ciudana.

 

La pregunta es, ¿para cuándo estas mejoras ‘velocípedas’? Pues como bien queda patente en el programa, para la legislatura 2015-2019, sin fechas concretas. Poniéndose puntillosos hay promesas electorales que, aunque se tenga la intención, no llegan a cumplirse. Desde este 13 de junio que Óscar Puente será nuevo alcalde, las ruedecillas de las bicicletas bien podrían empezar a girar.