La ponencia de Paz y Convivencia en Euskadi podría arrancar este jueves con la reiteración del rechazo del PP

El PP cree que sería "un retroceso ético" que se constituya con una EH Bildu "que no condena la violencia de ETA"


BILBAO, 31 (EUROPA PRESS)

La ponencia de Paz y Convivencia podría arrancar este jueves en el Parlamento vasco con la insistencia en su rechazo por parte del PP, que se niega a respaldarla si antes no se produce una condena de los atentados de ETA por parte de EH Bildu. No obstante, esto no significa que los populares no puedan estar posteriormente en los trabajos de esta ponencia, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Los socialistas vascos podrían pedir este jueves en la Junta de Portavoces que se incluya esta cuestión en el orden del día del pleno que se celebra esa jornada.

El PSE-EE decidió posponer el pasado 24 de enero el debate para la creación de la ponencia para ver si podían ampliarse los consensos para constituirla. En todo caso, este miércoles EH Bildu no quiso precisar si respaldará definitivamente la ponencia, aunque sí adelantó que trabajará para que ésta responda a "la necesidad de resolución global del conflicto".

Los socialistas tienen prácticamente interiorizado que los populares votarán contra la ponencia --sobre la oposición de UPyD no hay dudas--, aunque esperan que, luego, trabajen en ella, una vez constituida.

Por ello, cabe la posibilidad de que este mismo jueves, el portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, decida pedir en la Junta de Portavoces que se incluya este tema en el orden del día del pleno.

La redacción de la propuesta sería "muy sucinta" y se limitaría a señalar que el Parlamento creará la ponencia de paz y convivencia en el plazo de un mes, dando, de esta manera, continuidad a la que se constituyó la pasada legislatura.

PP

En declaraciones a Europa Press, el parlamentario del PP vasco Carmelo Barrio ha destacado que "existe un grupo parlamentario en esta Cámara que no condena la violencia", en alusión a EH Bildu, "y eso descalifica la posibilidad de que haya una ponencia de paz y convivencia".

"En la legislatura pasada se creó y todos los grupos condenaban el terrorismo de ETA. Pero, en esta legislatura hay una especie de retroceso ético en relación con esa circunstancia", ha añadido.

Tras señalar que, como "elemento objetivo", al PP le parece bien que haya una ponencia de paz y convivencia, ha precisado que "hay un elemento que falla" porque no se puede llamar de esa forma cuando "uno de los intervinientes no reconoce y no condena el daño que ETA ha causado a la sociedad" ni pide la disolución de la banda.

"Ésta es una condición 'sine qua non' para constituir esta ponencia. El planteamiento de EH Bildu en esa ponencia sería romper las reglas de juego y, desde luego, faltarían los elementos de paz y convivencia necesarios", ha dicho.

A su juicio, "hay que hablar con las manos limpias y con las cosas claras" y la coalición soberanista aporta ahí oscuridad y suciedad intelectual". "Constituir una ponencia con EH Bildu sin condenar la violencia de ETA es una retroceso de primer nivel. En una sociedad democrática eso no se puede consentir. Y esto tendría que servir para presionar a Bildu para que condena a ETA, no para ponerle pistas de aterrizaje donde poder hacer discursos que no son los que debería hacer", ha añadido.

Sobre su posible participación en la ponencia, si llegara a constituirse, ha indicado que será una decisión que los populares adoptarían 'a posteriori'.