La Policía Nacional rastrea pistas para encontrar al desaparecido Sergio Marcos Paunero

Bar `Escondite´ en La Rondilla. A.MINGUEZA

El Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía trabaja en diferentes hipótesis para conseguir alguna información que ayude a encontrar al joven desaparecido desde la noche del viernes en Valladolid.

 

Pasan los días y la última pista sobre Sergio Marcos Paunero se detiene en el bar El Escondite de la calle Tirso de Molina, en La Rondilla. Desde la madrugada del viernes al sábado no hay noticias sobre su paradero y el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional trabaja en diferentes hipótesis para conseguir alguna información fiable.

 

Se está trabajando para recopilar toda la información que aporten las diferentes cámaras de seguridad de la zona por la que se movió al terminar la fiesta en dicho bar y tomar la decisión de dejar su coche aparcado y tomar un taxi hacia su domicilio después de haber tomado algunas copas. Su vehículo no presentaba ninguna alteración, aparcado donde Sergio lo dejó en la zona de la Facultad de Ciencias. Tampoco hay nada extraño en su domicilio, una vez registrado. Se encuentra en el entorno del Parque de La Ribera y no como, por error, se ubicó en un principio en el Pinar de Jalón.

 

 

La Policía Nacional ha aplicado los protocolos de investigación propios de estos casos, en coordinación con la Policía Municipal que este martes emitió un vídeo de la fiesta en el bar El Escondite en el que se aprecia perfectamente el físico y la ropa que llevaba Sergio en el momento de su desaparición por si todos estos datos pudieran ayudar en su búsqueda. 

 

Han pasado casi cuatro días y la inquietud en su familia, su hermana y sus padres, va en aumento porque no se tiene noticia alguna que pueda indicar qué pasó aquella madrugada y, sobre todo, dar con el paradero de una persona que aparentemente no presentaba ningún comportamiento anormal. 

Noticias relacionadas