La Policía Nacional multiplica por seis su despliegue de seguridad en el Clásico

El dispositivo de seguridad estará formado por más de 2.500 personas.

La Policía Nacional multiplicará por seis el número de efectivos para velar por la seguridad en el partido Real Madrid-Barcelona de este sábado respecto a años anteriores y desplegará 1.200 agentes, ha informado esta semana en rueda de prensa la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa.

 

Así, el encuentro contará con un dispositivo de seguridad reforzado, como consecuencia de la confluencia de dos circunstancias. Por un lado, que el partido ha sido declarado de alto riego y, por otro, el hecho de que se celebre en un momento en el que, como consecuencia de los trágicos atentados ocurridos en viernes en París, España ha intensificado las medidas de seguridad del nivel 4 de alerta antiterrorista, establecido en junio de este año.

 

Tras la reunión del dispositivo de seguridad, en el que han estado presentes miembros de Policía Municipal, Nacional, Real Madrid, Metro, Samur y otros organismos de emergencias, la delegada ha indicado que a estos agentes nacionales hay que sumar 122 policías municipales (42 más de lo habitual) y 1.195 efectivos de seguridad privada del club Real Madrid, además de otros 80 personas de emergencias y 40 de Cruz Roja.

 

En total, el dispositivo de seguridad y emergencias del clásico --en el que se espera la presencia de 80.000 aficionados-- estará formado por más de 2.500 personas. Empezó este viernes y se intensificará hoy, especialmente por la tarde. "Es un número muy elevado, pero recuerdo que hubo partidos que superaron esta cifra, como la final de la Champions League del año 2010", ha indicado la delegada.

 

Además, habrá un dispositivo especial de seguridad dentro de las estaciones Santiago Bernabéu, Cuzco, Colón y Atocha Renfe, entre otras, entre las 16 y las 18 horas del sábado y se incrementará el número de trenes entre tres y cuatro más a partir de las 16 horas del sábado en las líneas 1 y 8 del suburbano. En este sentido, se reforzará el personal en 40 vigilantes más de Metro y 60 empleados de otro tipo para evitar aglomeraciones.