La Policía detiene a cinco presuntos traficantes en el barrio de Arturo Eyríes

Se ha incautado de distintas sustancias, armas blancas y una pistola eléctrica, entre otros efectos por los efectivos del grupo de menudeo (GRUVA) en una operación iniciada en la mañana de este miércoles.

Efectivos del grupo de menudeo (GRUVA) de la Policía Nacional de Valladolid han detenido hoy a cinco personas acusadas de un delito de tráfico de drogadas tras practicar sendos registros domiciliarios en el barrio de Arturo Eyríes, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

 

La operación desplegada por el GRUVA se inició esta mañana y se centró en dos pisos ubicados en el número 9 de la calle Ecuador, donde agentes del citado grupo se han incautado de distintas sustancias -120 gramos de speed, más de 100 de marihuana, 21 papelinas de cocaína, una bola con cinco gramos de heroína y una bolsa con 800 gramos de una sustancia pendiente de analizar- y de distintas armas blancas, así como de un puño americano y de una pistola eléctrica, entre otros efectos.

  

Los detenidos son cuatro ciudadanos españoles -O.L.B, de 34 años y con antecedentes por catorce detenciones anteriores; J.M.L.B, de 37 y con un antecedente por una detención anterior; D.L.B, de 32 y hermano de los dos anteriores, y L.A.A.G, de 20 años y sin antecedentes- y uno rumano, R.I.G, de 34 años y con antecedentes por tres detenciones anteriores, una de ellas por parte de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta en fecha recientes por estar relacionado con una red de extorsión.

  

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno, las ventas las desarrollaban preferentemente en el interior del barrio y aledaños con la finalidad de garantizar la impunidad y no ser detectados. Los clientes, que acudían tanto a pie como en bicicleta o en otros vehículos, eran jóvenes que trataban de aprovisionarse de sustancias estupefacientes ante la proximidad de las Fiestas Navideñas, con la finalidad de consumirlas en los locales de ocio de la ciudad, aunque otros son consumidores habituales conocidos por los investigadores.

  

Este grupo de personas realizaba ventas a alumnos, incluido algún menor, de un centro docente próximo, que en los momentos de recreo se aproximaban a estos individuos con la finalidad de adquirir estupefacientes para luego consumirlas y repartirlas entre sus compañeros.

  

La eficacia del grupo se basaba, según los investigadores, a que las ventas se desarrollaban en pequeñas cantidades, de forma muy rápida, a personas del entorno o a visitantes esporádicos y con la agravante de efectuar ventas a alumnos de un centro docente y a menores sin importarles las consecuencias sobre la salud. Dichas consecuencias se pueden ver potenciadas por el uso de sustancias de corte de naturaleza ignorada que se utilizan con la finalidad de aumentar las dosis y por consiguiente los beneficios.

  

La intervención se ha saldado con la detención de cinco personas, que han sido trasladadas a dependencias policiales.