La Policía detiene a cinco personas por su implicación en el tráfico de drogas en Valladolid

Las investigaciones comenzaron cuando los agentes recibieron a través de denuncias vecinales

Agentes de la Policía Nacional de Valladolid han detenido a cinco personas como presuntas responsables de un delito de tráfico de estupefacientes, que operaban en el barrio vallisoletano de la Farola.

  

Las investigaciones comenzaron cuando los agentes recibieron a través de denuncias vecinales informaciones que apuntaban a que un conocido vecino del Barrio de la Farola podría estar dedicándose a la venta de cocaína y otras sustancias estupefacientes en su domicilio y en los bares del Camino de La Esperanza.

  

Según estas informaciones, en esta actividad participaría también su compañera sentimental, así como otras dos personas con las que solía frecuentar los establecimientos de la zona.

  

La investigación realizada permitió identificar en un primer momento a un hombre, que se mostraba muy generoso con sus vecinos con la finalidad de ganarse su confianza, y que frecuentaba habitualmente los bares de barrio. Esto era lo que le permitía tener un gran número de personas cercanas, entre los que captaba muchos clientes y también colaboradores para sus actividades delictivas.

  

Además, su compañera sentimental y su hija colaboraban en las tareas de narcotráfico y utilizaban el domicilio familiar como lugar de contacto con los clientes, que acudían de fuera del barrio o de otros puntos de la provincia.

  

En ocasiones, también utilizaban el vehículo familiar para realizar entregas de cocaína.

  

Así, el miércoles los agentes llevaron a cabo un dispositivo desde primeras horas de la mañana hasta la noche para la realización de las diligencias judiciales y la materialización de las detenciones.

  

Finalmente fueron arrestados  a L.M.M.S,  de 56 años y nacionalidad española;  M.L.D.S, de 46 años y nacionalidad brasileña; S.F.D.S. de 28 años y de nacionalidad brasileña; A.M.R.Z, de 40 años y nacionalidad española; y P.L.A, de 53 años y nacionalidad española, como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

  

Asimismo, se llevaron a cabo dos registros domiciliarios y fue cuando los agentes derribaron la puerta para acceder a uno de los inmuebles cuando las dos mujeres, que se encontraban en el interior, trataron de deshacerse de parte de la droga y arrojaron por la ventana rocas de cocaína con un peso aproximado de 310 gramos, así como algunos de los utensilios que utilizaban para la elaboración de las dosis, los cuales fueron inmediatamente localizados en un patio contiguo.

  

Así, los agentes se han incautado de 310 gramos  de cocaína, 5 papelinas de un gramo de cocaína cada una, 8.500 euros en efectivo, tres vehículos, varias armas blancas, varios relojes y más de una decena de teléfonos móviles.

  

Los detenidos permanecen en dependencias policiales, mientras continúan realizándose las oportunas diligencias a la espera de que pasen a disposición judicial.

  

La investigación y la operación la han realizado Agentes del Grupo VIII  de la Brigada de  Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Valladolid, colaborando en esta intervención, Guías Caninos de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Valladolid.