La Policía determina que el cuerpo hallado en Cuenca es el de la joven sordomuda desaparecida en enero

La Brigada Provincial de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía ha determinado que el cuerpo hallado este martes en Cuenca corresponde a A.E.A.J, la joven sordomuda de 19 años, cuya desaparición fue denunciada el pasado día 9 de enero en la ciudad.

Según ha informado en nota de prensa la Delegación del Gobierno, la policía investiga la aparición a las 13.00 del cuerpo de una mujer que se encontraba en la confluencia de los ríos Mosca y Júcar en el término de Cuenca en avanzado estado de descomposición.


La investigación del Cuerpo Nacional de Policía continúa para determinar las circunstancias que le produjeron la muerte.

Anyulis E.A.J, de nacionalidad colombiana, desapareció en Cuenca el pasado 6 de enero, aunque no fue hasta el 9 de enero cuando la familia interpuso la denuncia, pues creyeron que se podría haber escapado.

La joven salió de casa con cinco euros en el bolso, el móvil y el DNI. En el momento de su desaparición llevaba puesta una chaqueta de diversos colores, un jersey rosa, vaqueros y zapatos de color rosa, según informó la familia.

La Policía Nacional en Cuenca centró la investigación de su búsqueda en las redes sociales porque la joven era muy aficionada a su uso.

En un principio las autoridades policiales no temían por su integridad física puesto que ya había abandonado en otra ocasión su domicilio.

El propio subdelegado del Gobierno en Cuenca, Ángel Mariscal, aseguró en rueda de prensa que el caso de esta joven de 19 años ha sido catalogada de "alto riesgo" debido a su discapacidad auditiva y de comunicación y a que existe una denuncia previa de desaparición.

No obstante, el subdelegado explicó que en octubre de 2012 la familia interpuso una denuncia, en este caso en Madrid, por la desaparición de la joven en Cuenca, que después apareció en "perfectas condiciones" veinte días después, sin aportar datos sobre su desaparición.

La Policía Nacional, según confirmó el subdelegado del Gobierno en su día, realizó una inspección en el locutorio, lugar en el que se produjo la desaparición.

La familia de la joven convocó varias manifestaciones para denunciar y recordar su desaparición.