La Policía desaloja el improvisado baño de los peñistas en la fuente de Zorrilla de Valladolid

Un centenar de jóvenes no dudaron en darse un remojón para aminorar los calores (exteriores e interiores) durante el desfile de peñas, previo al pregón inaugural de las fiestas de Valladolid.

Valladolid. 4 de septiembre. 19.30 horas. Plaza de Zorrilla. Hace calor y los ánimos de los peñistas van en aumento. Lo que comienza simplemente como una simple guerra de agua acaba con casi un centenar de jóvenes bañándose en la fuente de Zorrilla.

 

La Policía Municipal se ve obligada a intervenir y desalojar a los peñistas en su improvisado baño. En la retina de algunos aún colea la trágica imagen del joven que sufrió un grave accidente durante la celebración de un ascenso del Real Valladolid, cuando por entonces eran frecuente los baños en la fuente para festejar los logros de los pucelanos.

 

La peligrosidad de la estructura de la fuente, con conductos de metal por donde surten los chorros de agua hace desaconsejable que nadie pueda introducirse dentro. Un fatal resbalón y las consecuencias pueden ser nefastas. El viernes, por suerte, todo quedó en una simpática anécdota y en un remojón para aminorar la calentura, durante el desfile de peñas.